Asesinan a otra dirigente indígena medioambiental en Honduras

Hace 1 año.

bo-1-696x430Otra integrante activa del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue encontrada muerta la tarde de este miércoles en un lugar conocido como Mata Mulas, cerca del botadero municipal de Marcala, La Paz, Honduras.

Este asesinato se suma al de la líder Berta Cáceres hace cuatro meses, cuyo crimen aún permanece impune.

La nueva víctima fue identificada como Lesbia Yaneth Urquía, presentaba un trauma encéfalo craneal abierto, producido por objeto cortante. Su cadáver fue enviado a la dirección general de Medicina Forense del Ministerio Público para realizarle la autopsia y seguir con las investigaciones pertinentes.

Otra de las versiones se sustenta en que Lesbia fue asesinada a balazos. La familia y la comunidad en general está aterrada ante el hecho atroz.

Autoridades policiales aseguraron que la víctima salió de su casa el pasado martes después de las 5:00 de la tarde local en su bicicleta, porque según testimonios tenía la rutina de ir por esa zona a hacer ejercicio.

Al ver que no regresaba, la familia comenzó a buscarla hasta que la encontraron muerta en ese sector de Marcala.

La víctima era una comerciante informal muy conocida en Marcala, pues tenía un mercadito y otros negocios. Su esposo es un maestro de la escuela Marco Aurelio Soto, ubicada en el centro de la ciudad.

El 2015 fue el año más letal para los activistas medioambentales

El 2015 fue considerado el año con mayor número de asesinatos de activistas ambientalistas en la historia, según un informe publicado en El Mostrador.

En promedio fueron asesinados tres activistas por semana para un total de 185 en todo el año, indicó Global Witness o Testigo Global, una organización no lucrativa que se dedica a llevar estas estadísticas.

El informe intitulado “Sobre Terreno Peligroso” dijo que la cantidad de activistas asesinados el año pasado es alarmante, porque significa un 60 por ciento de aumento con respecto al año anterior.

“Es el registro más alto en la historia del mundo con respecto al asesinato de activistas”, dijo Global Witness en su informe.

“Más de tres activistas fueron asesinados por semana en 2015. Esto es más del doble de periodistas asesinados en el mismo periodo”, agregó el organismo no gubernamental.

En el caso de Hunduras, el más destacado fue el asesinato en marzo de Berta Cáceres. Y luego, semanas más tarde, fue asesinado Nelson García, quien al igual que Cáceres era activista del Copinh.

T/Telesur