Izquierda francesa logra una mayoría simple en las elecciones legislativas

La coalición de izquierdas Nuevo Frente Popular (NFP) ganaría las elecciones legislativas en Francia sin mayoría absoluta, tras un ajustado balotaje con la alianza del presidente Emmanuel Macron y la extrema derecha disputándose el segundo puesto, según las primeras proyecciones.

 

El NFP obtendría entre 172 y 215 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional (cámara baja), seguido de la alianza oficialista entre 150 y 180 y el partido ultraderechista Agrupación Nacional (RN) y sus aliados.

 

La ultraderecha de Marine Le Pen queda relegada a la tercera posición, con 115-152 escaños, según las cuatro principales encuestas.

 

 

 

Ninguno de los tres bloques logra mayoría absoluta.

 

En relación con la segunda vuelta de las elecciones legislativas que tuvieron lugar este domingo se informó que la tasa de participación estimada fue de un 67.10% (un ligero aumento respecto al 66.70% registrado en la primera vuelta la semana pasada y un récord desde las elecciones legislativas anticipadas de 1997).

 

El Nuevo Frente Popular está listo para gobernar

El líder de la izquierda radical francesa, Jean-Luc Mélenchon, exigió este domingo al presidente, Emmanuel Macron, el nombramiento de un primer ministro de la alianza de izquierdas que, según los sondeos, se impuso en las elecciones legislativas.

 

Mélenchon destacó que los ciudadanos se movilizaron para detener el avance legislativo de esa tendencia extrema. Exigió a Macron reconocer su derrota y encargar a la coalición de izquierdas Nuevo Frente Popular la formación de Gobierno, que forman izquierdistas, socialistas, socialdemócratas y verdes. El NFP está listo para gobernar, aseveró.

 

 

 

Afirmó que no negociará con Macron y que no hay fecha límite para formar un nuevo Gobierno. «Rechazamos entrar en negociaciones con su partido (Macron) para hacer acuerdos, sobre todo después de haber combatido su política de maltrato social», le trasmitió ante centenares de seguidores que celebraron la victoria en París.

 

Añadió que «la izquierda salvó a la República una vez más» y que el NFP es la «única alternativa construida, coherente, solidaria, con un programa organizado».

 

«Nuestra victoria será analizada en todas partes, particularmente por los izquierdistas de todo el mundo. Dentro de unos días muchos intentarán actuar como si nada hubiera pasado, pero ganamos gracias a una línea política capaz de unir al pueblo», manifestó.

 

 

 

T/teleSUR