Presidente de Panamá rinde homenaje a víctimas de invasión de EEUU

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, declaró este 20 de diciembre como Día de Duelo Nacional, en homenaje a las víctimas de la invasión de Estados Unidos (EEUU), a propósito de cumplirse 30 años de ese hecho histórico.

Dicho decreto ha sido calificado por muchos panameños como un acto de justicia con las víctimas de 1989, cuando militares estadounidenses bombardearon barrios como El Chorrillo, con la excusa de capturar al entonces dictador de esa nación, Manuel Noriega, provocando destrucción, dolor y la muerte de una cifra indeterminada de personas indefensas.

«Con esta decisión se empiezan a reparar las heridas que se produjeron durante esa invasión. Hace falta ahora que los causantes de la invasión reconozcan que ellos efectivamente produjeron ese daño», afirmó el sobreviviente Cecilio Simon, a Prensa Latina.

En ese sentido, el gobierno panameño tiene previsto realizar diversos actos conmemorativos, con el objetivo de mantener el recuerdo de este suceso que marcó a los ciudadanos de ese país.

Por otra parte, la Comisión 20 de Diciembre -creada para investigar, esclarecer los hechos y documentar sobre las víctimas mortales de la invasión-, llevará a cabo en enero la exhumación de una fosa común en el cementerio capitalino Jardín de Paz, para realizar la identificación de los mismos.

«La idea es encontrar la verdad, conocer esa parte de la historia oculta por 30 años. Ha habido un velo sobre el tema y nosotros queremos que esto cambie y que los jóvenes tengan la posibilidad de conocer su historia y puedan construir su futuro sobre la base de las raíces», indicó el presidente de la Comisión, Juan Planells.

T/AVN