La República Federativa de Brasil no descarta abandonar el Mercado Común del Sur (Mercosur) tras la asunción al poder de Alberto Fernández en Argentina el próximo 10 de diciembre, sostuvo este lunes el canciller brasileño, Ernesto Araújo.

Araújo aseguró que Brasil se está preparando para impulsar de manera individual los acuerdos de libre comercio que suscribió el Mercosur con la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Comercio, en caso de que existan divergencias sobre la conducción económica con el próximo gobierno argentino.

«Una eventual, eventual, posible o probable, marcha atrás de Argentina no nos afectará, Brasil irá adelante individualmente, vamos a explorar las flexibilidades; el Mercosur no es solo un nombre, una bandera izada, si el proyecto se desvirtúa tiene que ser repensado», expresó el ministro de Relaciones Exteriores del vecino país, reseñó la agencia rusa Sputnik.

El diplomático del gobierno de Jair Bolsonaro, quien en diversas ocasiones han manifestado sus rechazo al proyecto progresista impulsado por el electo presidente argentino, subrayó que «aparentemente” en Argentina habrá una visión contraria a “los postulados básicos del Mercosur«.

T/AVN