Declaran estado de sitio en Haití tras magnicidio contra el presidente Moïse

Primer Ministro interino de Haití, Claude Joseph

El primer ministro interino de Haití, Claude Joseph, declaró el estado de sitio en el país tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

Joseph hizo el anuncio en una declaración televisada, junto al director de la Policía Nacional, Leon Charles, y otras autoridades, después de presidir un Consejo de Ministros extraordinario, en el que aseguró «se han tomado todas las medidas para asegurar la continuidad del Estado».

«Pido a todas las fuerzas vivas de la nación acompañarnos en la batalla, a acompañarnos en la continuidad del Estado», dijo el jefe de Gobierno.

Reiteró que la situación de seguridad del país está «bajo control» por parte de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas y pidió a la población que mantenga la calma.

El estado de sitio que la legislación haitiana plantea, en principio para un periodo inicial de 15 días, sitúa a las Fuerzas Armadas como máximas garantes de la seguridad e implica la instauración de tribunales militares, según un reciente análisis del periódico ‘Le Nouvelliste’, reseñó Europa Press. 

La noticia del asesinato, recordemos, fue confirmada en un comunicado por el propio Joseph. “Esta mañana, a la una de la mañana, 7 de julio, un grupo de personas no identificadas, que hablaban en español e inglés, asesinaron al presidente de la República. El presidente ha muerto a causa de sus heridas”, indicó. 

Comando extranjero

Asimismo, aseguró que los autores del asesinato de Jovenel Moise serán llevados a la Justicia y expresó su simpatía con la familia, amigos y aliados del presidente Moise, a quien describió como un hombre «muy valiente».

En el ataque también resultó gravemente herida la primera dama, Martine Moise, quien según versiones de los medios de comunicación se mantiene en estado delicado por la gravedad de sus heridas.

Moise fue asesinado por hombres armados no identificados que asaltaron de madrugada su residencia y que, según Joseph, hablaban en inglés y en español.

Las calles de Puerto Príncipe se mantienen en calma, prácticamente vacías, tras el magnicidio, y la Policía controla los accesos al barrio de Pelerin, donde se encuentra la residencia de Moise.