Lula da Silva rechaza intromisión extranjera e inventos como Guaidó en Venezuela


 
Más allá de la política interna de la república bolivariana de Venezuela que preside Nicolás Maduro, el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, criticó la injerencia extranjera en los asuntos de Caracas: «No estoy de acuerdo con la intromisión estadounidense, la intromisión brasileña, la intromisión colombiana, cualquiera que sea la intromisión, tratando de gobernar un país soberano… inventando un candidato, inventando una mentira como Guaidó», dio a conocer RT.
Preso desde 2018 por presuntamente estar involucrado en el caso de corrupción conocido como ‘Lava Jato’, explicó por qué rechaza recibir el beneficio de la prisión semiabierta a cambio de una multa equivalente a 1,25 millones de dólares.
«Lo que no puedo aceptar es la tesis de que estoy a la espera de una progresión porque cometí un crimen y ya cumplí un sexto de la condena. Quiero salir de aquí con mi inocencia 100 % comprobada. Quiero que aquellos que mintieron al pueblo brasileño se sometan al juicio del pueblo como me estoy sometiendo yo», dijo.
Por otro lado, dijo: «Estoy desafiando a un juez que mintió en mi juicio, que era [Sergio] Moro, un procurador que mintió en la acusación, y los que dijeron mentiras en la investigación». Actualmente, el magistrado que condenó a Lula dirige el Ministerio de Justicia bajo la Administración del derechista Jair Bolsonaro.
El político comenta que su equipo legal está «recurriendo a todas las instancias necesarias para que se lea la investigación», con el fin de «analizar las acusaciones».
Al mismo tiempo, muchos juristas se preguntan si es legal que un condenado se rehuse a recibir mejores tratos en su privación de la libertad: «No sé si la jueza [Carolina Lebbos] puede forzarme a cumplir, no soy abogado. Lo único que sé es lo siguiente: estoy luchando por mi inocencia. Yo fui víctima de un juicio político». En este sentido, el condenado opina que «no hay una denuncia verídica», sino que existen «muchas mentiras y hay intereses políticos».
T/AVN