Red venezolana de DDHH lamentó discriminación en el informe de Bachelet

La organización no gubernamental (ONG) Red Venezolana de Derechos Humanos (DDHH) lamentó este jueves que en el informe presentado por la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, no se evaluara la información suministrada por la organización.

«Observamos que ha decidido no incluir ninguna de las informaciones que le hemos suministrado a su oficina sobre la situación de los derechos humanos en nuestro país, particularmente sobre los casos colectivos de vulneraciones a los derechos humanos, sus causas y responsables. Estas informaciones fueron suministradas por nuestras organizaciones mediante correo, directamente a su equipo técnico presente durante su visita del 11 al 22 de marzo de 2019 y, muy especialmente, de forma personal a usted durante la breve reunión que sostuvimos el 21 de junio de 2019 en Caracas», refiere la misiva, publicada en la página web del Ministerio para Relaciones Exteriores.

En este sentido, la organización no gubernamental denunció que en el informe, el Alto Comisionado de DDHH de la ONU obviara las pruebas presentadas en referencia al intento de golpe de Estado ejecutado en Venezuela el pasado 30 de abril, perpetrado por sectores de la derecha venezolana con respaldo de países como Colombia, Chile y Estados Unidos, lo que es considerado como un atentado a los derechos humanos.

«No existe motivo alguno que justifique que un hecho de tal gravedad haya sido excluido de su Informe Escrito, más aún cuando paradójicamente exige la libertad de los responsables de esa gravísima violación de los derechos humanos que se encuentran en este momento procesados penalmente y detenidos. Resulta contrario a su mandato abogar por la impunidad de estos graves sucesos. Por este motivo, exigimos que rectifique y contribuya a lograr Justicia en este caso», agrega la ONG en la misiva.

De igual forma, rechazaron que en el informe – que responde al nombre A/HRC/41/18 – se omitiera el impacto generado por el bloqueo económico implementado por el Gobierno de los Estados Unidos (EEUU) en los niveles de vida del pueblo venezolano, que comenzó en diciembre de 2014, en vez de 2017 como lo establece el documento de la Alta Comisionada de la ONU.

«Lamentamos que se continúe incurriendo en el error de afirmar que el bloqueo económico, financiero y comercial contra Venezuela comenzó en el año 2017, cuando es público que comenzó el 18 de diciembre de 2014 con la aprobación en el Congreso de EE.UU. de la Ley 113-278 sobre la ‘Defensa de los derechos humanos y la sociedad civil en Venezuela’, que establece prohibiciones, restricciones y sanciones para las transacciones con el Estado venezolano, especialmente contra la empresa estatal Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA) y el Banco Central de Venezuela», advierte la Red Venezolana de DDHH.

Esta ley «empezó a aplicarse inmediatamente y generó por sí misma afectaciones a la economía venezolana, incluyendo la estimación de los riesgos-país y otras medidas de aplicación impuestas por empresas privadas y organismos públicos bajo la jurisdicción de los Estados Unidos de América», agrega el comunicado.

En este sentido, la organización instó a la Oficina de la Alta Comisionada de los DDHH a unirse al rechazo del bloqueo económico y financiero contra Venezuela, que ha generado pérdidas millonarias y la imposibilidad de adquirir insumos médicos y alimentos para atender las necesidades del pueblo venezolano.

«Exigimos que se una a la denuncia, rechazo y condena el bloque económico contra Venezuela y, que levante su voz, para exigir a los Estados que de forma inmoral, injusta, ilegal y criminal han impuesto intencionalmente sufrimiento al pueblo venezolano, a través de 47 medidas coercitivas unilaterales, la mayoría de ellas afectando al derecho al desarrollo y a la libre determinación», refiere el documento.

Más temprano, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela presentó un total de 70 observaciones sobre el informe presentado por Bachelet, en el que se presenta una visión selectiva y parcializada sobre la verdadera situación de los derechos humanos en la nación.

T/AVN