Presidente Maduro solicita una comisión de acompañantes de la ONU para comicios del 20M

El presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró este sábado, a través de la red social Twitter, la solicitud al Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, de enviar una poderosa comisión de observadores para los comicios que se celebrarán el próximo 20 de mayo en Venezuela, cuando se elegirán los cargos de Presidente de la República, de legisladores regionales y de concejales.

El jefe de Estado volvió a enviar este mensaje al máximo representante de la ONU, al rechazar las contradicciones del sector más radical y antidemocrático de la derecha venezolana, la MUD, mismo grupo que participó y abandonó la mesa de diálogo por la paz y tranquilidad del país, donde llegaron a exigir la presencia de observadores internacionales para las elecciones venideras y ahora solicitan a Guterres que no envíe observadores internacionales para los comicios del 20 de mayo.

«La MUD ha solicitado al secretario general de la ONU que no vengan observadores internacionales. ¿por qué tanta contradicción? ¿Qué es lo que quieren? Yo quiero que el Secretario General de la ONU envíe una poderosa comisión de observadores», recalcó Maduro.

En un discurso pronunciado este viernes el mandatario venezolano afirmó que posee muy buena información sobre las presiones que realiza el Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU) para que la ONU se abstenga de enviar una misión de observación electoral el próximo 20 de mayo.

Manifestó que se lleva a cabo una operación dirigida por el organismo de política exterior estadounidense para que la secretaría general de la ONU se abstenga de enviar una delegación de acompañantes electorales para los comicios presidenciales.

El pasado jueves, Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, expresó que ese organismo multilateral no podía designar una comisión para acompañar los comicios venezolanos «sin un mandato específico de la Asamblea General o del Consejo de Seguridad», y que no tenía conocimiento de que hubiera alguna presión de EEUU, según EFE.

Una poderosa comisión de la ONU

Maduro, quien por siete años estuvo al frente de la Cancillería venezolana durante el gobierno de Hugo Chávez, afirmó que los reglamentos internos de la ONU facultan a la secretaría general para designar comisiones de observación electoral sin necesidad de más trámites.

En contrapartida, el presidente de la Asamblea Nacional, Omar Barboza, envió una comunicación al secretario general adjunto la ONU para asuntos políticos, Jeffrey Feltman, donde manifestaba su «preocupación» ante la posibilidad de que el organismo internacional enviara observadores electorales a su país.

«Uno se pregunta: si quieren garantías electorales, ¿por qué impiden que vengan observadores?, señaló Maduro. «¿Por qué tanta contradicción, tanta locura?».

«Quiero que el secretario envíe una poderosa comisión de observación y acompañamiento. Seguiré haciendo gestiones para que eso ocurra», concluyó.

Zeid está parcializado

Maduro expresó por otra parte que el comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, quien dedicó un apartado de su informe anual a denunciar la situación venezolana, ha perdido la cualidad para opinar sobre el país latinoamericano.

En opinión del mandatario, Zeid está parcializado con la oposición venezolana, con la que ha sostenido varios encuentros, registrados en imágenes.

El alto comisionado aseveró el pasado miércoles que Venezuela no reunía las «mínimas condiciones» para llevar a cabo unas elecciones «libres y creíbles».

De igual manera se refirió a la supuesta «crisis humanitaria» que atraviesa la nación latinoamericana y pidió enviar una comisión para investigar presuntas violaciones a los derechos humanos.

«Es una pieza del Departamento de Estado, enquistado como un tumor en el sistema de derechos humanos», concluyó el jefe del Estado venezolano.

 

 

 

 

T/Con información de RT