Germán Márquez fue protagonista de una singular victoria

Hace 7 meses.

Germán Márquez se apuntó su primer triunfo de la temporada y consiguió el primer hit de su carrera en las Grandes Ligas, en una jornada memorable para su hoja de vida en la que guió el triunfo, 3-0, de los Rockies de Colorado contra los Cachorros de Chicago, el miércoles.

Márquez tiró ocho entradas en blanco y remolcó par de carreras con un sencillo en el séptimo, para convertirse apenas en el segundo novato en la historia de las Mayores que tiene un partido de ese calibre contra el campeón defensor, de acuerdo conElias Sports Bureau. El primero que lo consiguió fue Harry Taylor, vistiendo el uniforme de los Dodgers de Brooklyn contra los Cardenales de San Luis, el 29 de julio de 1947. Ese día, el derecho cubrió la ruta, sacudió un triple y produjo tres anotaciones, en la victoria de su club 4-0.

“Para un joven, fue un partido muy especial contra el campeón del mundo”, dijo el manager Bud Black a la agencia AP.
Márquez abrió el séptimo inning con un potencial no-hitter, pero Kris Bryant lo recibió con un doble. El recluta había otorgado boleto a Kyle Schwarber en el primer inning y a partir de allí retiró a los siguientes 16 bateadores que enfrentó, hasta el imparable de Bryant a la izquierda.

Luego de dominar a los siguientes tres bateadores para colocar su séptimo cero en la pizarra, el bolivarense, de 22 años de edad, se paró en el plato contra Carl Edwards Jr., en el cierre de la entrada. Con dos outs y corredores en posición de anotar, despachó un inatrapable al jardín izquierdo, luego de varios fouls, para alejar el marcador 3-0. Antes de ese turno, ligaba de 12-0 desde 2016.

Márquez exhibió un gran comando en sus envíos, mientras combinaba su pesada recta de 94-95 millas por hora con una efectiva curva, y terminó ponchando a ocho rivales, en tanto que aislaba tres imparables, dos de ellos en el octavo capítulo.
“Tienes que darle crédito al chico, no pudimos mostrar nada contra él”, concedió Bryant.

En el sexto, luego de la segunda atrapada de feria de Carlos González en la serie, esta vez ante un batazo del pitcher Kyle Hendricks, Márquez admitió que se paseó por la idea de conseguir un juego sin hits ni carreras.

“Sí. Llegué a pensarlo”, apuntó el criollo, que se convirtió en el sexto lanzador de los Rockies que llega al séptimo tramo tirando un no-hitter en el Coors Field, según Elias Sports Bureau.

Márquez bajó su efectividad de 7.31 a 4.88, en su cuarta apertura desde que fue subido desde el Albuquerque (Triple A), el 25 de abril para llenar la vacante del lesionado Jon Gray.

Fue la segunda vez que los Rockies le propinan una lechada al ganador de la Serie Mundial del año anterior en Denver. Antes lo hicieron contra los Gigantes de San Francisco (5-0), el 19 de mayo de 2013.

T/RNV/Prensa LVBP