Vicepresidente de Uruguay renunció a su cargo

Hace 2 semanas.

El vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, presentó su renuncia “indeclinable” al cargo ante el Plenario Nacional de la coalición de izquierdas que gobierna el país, el Frente Amplio (FA), y al propio presidente, Tabaré Vázquez.

Esta renuncia por parte del vicepresidente uruguayo tras la presentación de un informe elaborado por el Tribunal de Conducta Política (TCP) del Frente Amplio, donde se le acusa de uso indebido de las tarjetas corporativas cuando fungía, primero, como vicepresidente y después como director de la empresa estatal de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) entre 2005-2009 y 2010-2013, respectivamente.

“Vengo a poner a disposición de ustedes la Vicepresidencia”, manifestó el vicemandatario en un discurso de poco más de 10 minutos en el cual negó la existencia de pruebas de lo que dice el informe.

Sendic, de 55 años, luego de presentar su renuncia escribió a través de su cuenta en la red social Twitter: Queridos compañeros, apreciadísimos compañeros, no les mandé el mensaje por la prensa.

En su intervención, Sendic señaló que mantuvo silencio toda esta semana y dijo estar convencido de que el proyecto político del Frente Amplio lo encontrará trabajando “para un cuarto gobierno de mi fuerza política”.

El diario La República publicó que la decisión de vicemandatario sacudió al Frente Amplio y a todo el país y apuntó que lo hizo antes de que la fuerza política entrara en una ‘carnicería’ muy difícil de manejar.

Reacciones

Esta renuncia ha generado diversas reacciones dentro del seno del Gobierno y el Frente Amplio, entre los que destaca el pronunciamiento del ex presidente, José “Pepe” Mujica quien alertó el costo político que podría tener esta acción en el parlamento uruguayo, donde el partido de Sendic “Lista 711” posee escaños que permiten mantener la mayoría.

“En toda esta discusión, no se pensó que puede pasar con los eventuales votos que apoyan al Gobierno en el Parlamento. Y ese es un núcleo de compañeros que tiene sus cuatro o cinco votos”, agregó el exmandatario.

La Lista 711, que había anunciado recientemente que no aceptaría ninguna sanción del FA hacia Sendic, cuenta con un total de ocho bancas en el Parlamento, dos en el Senado y seis en Diputados.

“¿Por qué? Porque esos votos (de la Lista 711) pueden terminar en que alguno se salga de la disciplina partidaria y que el Gobierno quede ‘colgado’, perdiendo la mayoría parlamentaria, algo grave en el corto plazo”, expresó.

 

 

T/CIUDAD CCS