Venezuela reiteró su vocación pacifista por un mundo más seguro

Hace 11 meses.

MISION-ONUEl viceministro del Poder Popular para temas Multilaterales, Rubén Darío Molina, representó al Gobierno Bolivariano en el segmento de alto nivel de esta importante conferencia internacional que se celebra en Ginebra, Suiza.

“El Gobierno Bolivariano, en el ejercicio de su Diplomacia de Paz, reitera su vocación pacifista en procura de un mundo más seguro”, afirmó el viceministro del Poder Popular para temas Multilaterales, Rubén Darío Molina.

Tal señalamiento fue hecho durante el segmento de alto nivel de la Conferencia Anual de Desarme 2017 que tuvo lugar en el Palacio las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, y que cuenta con la participación de 66 países.

El alto representante de la Cancillería venezolana reiteró el compromiso de Venezuela con la promoción del desarme nuclear general, completo, y no discriminatorio, como una de las garantías para la paz y seguridad internacionales.

“Mi país presta especial atención a los trabajos que se llevan a cabo en la Conferencia de Desarme, como el único foro multilateral insustituible con un mandato de negociación para tal fin”, puntualizó el viceministro Molina, quien estuvo acompañado del representante permanente de Venezuela ante la ONU Ginebra, embajador Jorge Valero.

 

América Latina: Zona de Paz

El diplomático venezolano reafirmó el compromiso de consolidar a América Latina y el Caribe como una Zona de Paz.

“La región latinoamericana y caribeña se destaca por tener una clara vocación pacifista”, dijo Molina, en alusión a lo acordado por los jefes de Estados y de gobiernos que asistieron a la II Cumbre de la CELAC, celebrada en la Habana, Cuba, en enero de 2014.

Asimismo, reiteró lo adoptado en la Declaración Política de la Quinta Cumbre de la CELAC, realizada en enero de 2017, en Punta Cana, República Dominicana, sobre la necesidad urgente de avanzar hacia el principal objetivo del desarme general y completo, bajo estricto control internacional.

Guerrerismo vs. humanismo

El viceministro llamó la atención en torno a la necesidad de apuntalar los valores humanos y sociales por encima de la ambiciones guerreristas.

Recalcó que mientras la ONU registra más de 836 millones de personas viven en pobreza extrema y 2.4 mil millones no tienen acceso a sistemas de saneamiento mejorados, “una potencia nuclear ha anunciado que gastará más de 348 mil millones de dólares en sus sistemas nucleares, en un lapso de nueve años”.

En ese sentido, agregó que Venezuela proclama que es imperioso promover el diálogo y la negociación diplomática para prevenir y superar las desigualdades, la pobreza y la pobreza extrema, la exclusión, la intolerancia, el racismo y la xenofobia.

“Estas calamidades son padecidas por millones de personas. Mi país deplora el fomento del militarismo que despilfarra recursos que podrían destinarse a la seguridad alimentaria, a la salud, a la educación y al bienestar de los pueblos”, aseveró el viceministro Rubén Molina.

El viceministro Molina manifestó: “Nuestro objetivo es fortalecer la paz, y para ello, necesario es conjurar las nuevas amenazas a las cuales están expuestos los pueblos, tales como los ataques cibernéticos”.

Destacó que la Conferencia de Desarme tiene el desafío de lograr un futuro más seguro para las próximas generaciones.

 

TRNV Web//Prensa Misión Venezuela ONU-Ginebra