Venezuela rechaza categóricamente comunicado de Portavoz del Departamento de Estado

Hace 4 meses.

El Gobierno Bolivariano repudió este sábado el comunicado de la Portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, quien insiste en justificar bajo la excusa de supuesta ayuda humanitaria la intervención en territorio venezolano.

A través de un comunicado, el Ejecutivo insta a las autoridades de la nación norteamericana a ocuparse de un amplio segmento de su población que vive en crítica situación en materia de salud, alimentación y acceso a recursos.

“Exigimos nuevamente, el fin del hostigamiento político y económico, así como las amenazas a la seguridad e integridad del país que ha presentado el gobierno estadounidense con sus sanciones unilaterales, ilegales, ilegítimas y violatorias de la Carta de Naciones Unidas, de la Carta de la OEA y del derecho internacional”, agrega el texto.

Lea a continuación el texto completo del Comunicado emanado del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores:

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente el cínico comunicado de la Portavoz del Departamento de Estado que, de manera irresponsable, se burla de la comunidad internacional al ofrecer ayuda humanitaria a Venezuela cuando al mismo tiempo persiste con sus intentos de desestabilización y arremete con sanciones económicas en contra de Venezuela.

Sorprende además que el gobierno de los Estados Unidos esté en condiciones de ofrecer alimentos y otro tipo de ayuda de emergencia a Venezuela cuando desde hace semanas no ha podido atender a cabalidad la crisis que dejó en Puerto Rico la reciente temporada de huracanes.

Instamos al gobierno de los Estados Unidos, a mejorar sus esfuerzos para dar respuesta a las críticas condiciones que vive un amplio segmento de su población: 27 millones de personas no poseen seguro médico, 21% de los niños viven bajo situación de pobreza, 36,5% de los adultos sufren de obesidad, 32 millones de personas no saben leer, 41 millones de personas -más que la población entera de Venezuela – sufre de hambre, más de 125 millones de estadounidenses viven en 204 condados donde son expuestos a niveles de contaminación dañinos hacia la salud, 18 millones de personas han sido expuestas al agua contaminada por plomo y otras sustancias -como en el caso de la población de Flint, que llegó a ser denunciado ante Naciones Unidas -, entre otras.

Exigimos nuevamente, el fin del hostigamiento político y económico, así como las amenazas a la seguridad e integridad del país que ha presentado el gobierno estadounidense con sus sanciones unilaterales, ilegales, ilegítimas y violatorias de la Carta de Naciones Unidas, de la Carta de la OEA y del derecho internacional.

El pueblo venezolano ha elegido su destino de manera libre y soberana y no aceptará ningún chantaje ni amenaza de gobierno alguno. El destino de Venezuela lo deciden los venezolanos y venezolanas en paz y en democracia, desde Venezuela y no desde Washington”.

 

Caracas, 16 de noviembre de 2017

 

T/ MPPRE