TSJ rechaza sanciones de EEUU contra Presidente Maduro

Hace 3 semanas.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazó este martes de manera categórica las sanciones arbitrarias y unilaterales emitidas por el gobierno de Estados Unidos contra el Presidente de la República, Nicolás Maduro.

Tal posición fue expresada a través de un comunicado leído en la sede de la máxima instancia del Poder Judicial, en Caracas, por el presidente del TSJ, Maikel Moreno.pres
La sanción contra el jefe de Estado fue impuesta a través de Departamento del Tesoro de EE.UU, en represalia a la jornada electoral que se realizó en Venezuela para escoger a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, en donde participaron más de 8 millones de ciudadanos.
“Estas sanciones tienen el propósito de someter al Gobierno a los intereses imperiales, afectando la soberanía y la autodeterminación de los pueblos”, dijo Moreno.
El magistrado señaló que estas acciones incurren en la violación de garantías y principios del derecho internacional, agregando además que su objetivo es someter a los venezolanos a un nuevo modelo de colonización imperial.
A continuación el comunicado íntegro

El Tribunal Supremo de Justicia, rechaza categóricamente las sanciones emitidas por el gobierno de los Estados Unidos contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, señor Nicolás Maduro Moros, con el único propósito de someter al Gobierno venezolano a los intereses imperialistas, afectando con ello la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, violentando groseramente garantías y principios del Derecho Internacional.

El gobierno de los Estados Unidos, en su afán de corroer la democracia de nuestra nación y someter a los venezolanos a un nuevo modelo de colonización imperial, continúa agrediendo sistemáticamente a las instituciones del Estado venezolano.

La democracia venezolana está amenazada por el gobierno de los Estados Unidos al imponer un conjunto de sanciones de carácter unilateral y arbitrario en contra del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, esto como consecuencia de su facultad constitucional y legal de convocar a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, conforme a lo establecido en los artículos 347, 348 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Esa jornada comicial, logró la movilización de más de ocho millones de venezolanos, quienes manifestaron su voluntad democrática de elegir a sus nuevos representantes.

Insistimos en que estas acciones injerencistas promovidas por el gobierno de Estados Unidos, pretenden soslayar la paz y la estabilidad democrática del país, aunado al desconocimiento de las autoridades constitucionalmente elegidas por el poder originario.

Es así como el gobierno de los Estados Unidos, ante la imposibilidad de agredir a Venezuela a través de organismos multilaterales, ha recurrido a la imposición arbitraria de sanciones que pretenden afectar la reputación del Estado venezolano, su Gobierno y sus instituciones, con el fin de provocar el intervencionismo extranjero, vulnerar la paz y promover la violencia.

Con estas acciones injerencistas y el desconocimiento del ordenamiento jurídico interno, se intenta coaccionar e intimidar a los venezolanos que apoyan el proceso constituyente y quienes ven en ello una oportunidad para el diálogo franco entre los venezolanos.

En razón de lo expuesto y en el marco del sistema de colaboración entre los poderes públicos, presente en la Carta Magna, nos solidarizamos con el presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y exigimos a los Estados Unidos y a las naciones del mundo, respetar el derecho de los venezolanos a ser libres, independientes y soberanos, y cesar con las acciones injerencistas, provocando el odio y la hostilidad.

Escuche el reporte de Marly Sierra para RNV