Tribunal estadounidense desestimó demanda contra Venezuela por 70 millones de dólares en caso Comparelli

Hace 1 año.

Foto: Referencial

Este viernes 23 de septiembre de 2016, Venezuela obtuvo nuevamente una gran victoria jurídica cuando el Tribunal del Distrito Federal del Sur de La Florida desestimó una demanda civil por al menos setenta millones de dólares (US$ 70.000.000) que había sido presentada ante esa instancia contra la República Bolivariana de Venezuela (“la República”) y la empresa Petroquímica de Venezuela, S.A. (“Pequiven”).


Carmina Comparelli, Freddy Lopez Comparelli, Loryelena Delgado Comparelli y Julio Delgado iniciaron en noviembre de 2014 una demanda en el Distrito Sur del Estado de La Florida intentando obtener indemnización por parte de Pequiven y la República.

Los Comparelli, de nacionalidad venezolana e italiana, reclamaron ante ese fuero ser resarcidos por daños, alegando que dos empresas suyas habían sido expropiadas en violación de la ley, tal como ese término está definido bajo la legislación interna de los EE.UU.

En efecto, los demandantes argumentaron ante el Tribunal que Pequiven y la República habían “montado una conspiración” contra los activos de los Comparelli usando “investigaciones falsas” realizadas por la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) en el estado Zulia, con el fin de presionar y finalmente alcanzar una “expropiación ilícita”.

En su oportunidad, la ONA había procedido a incautar preventivamente los bienes de la empresa, al detectar excedentes no justificados de ácido clorhídrico. Nunca se produjo un traspaso de la titularidad sobre los bienes ni se consumó acto expropiatorio. La incautación preventiva fue una medida de carácter cautelar, y existe una investigación penal en curso, que no ha podido avanzar por ausencia de los imputados, los cuales se encuentran prófugos.

Ante las reclamaciones presentadas por los Comparelli, y en virtud de que las partes son extranjeras, y todos los actos denunciados ocurrieron fuera de los Estados Unidos, el Tribunal concluyó que carecía de competencia material para ejercer jurisdicción respecto del caso y, en consecuencia, rechazó el reclamo íntegramente, ordenando cerrar el caso contra la República y Pequiven.

De este modo, la Procuraduría General de la República, en representación del país, alcanza un nuevo logro en su misión fundamental de defender a Venezuela en todos los ámbitos y escenarios en donde ello sea requerido.

T/Prensa PGR