Táchira: Vielma Mora pide apoyo al pueblo para seguir combatiendo bandas criminales

Hace 1 año.

Este lunes durante la nueva edición de su programa “Vielma Mora Construye” número 92, el gobernador José Gregorio Vielma Mora, pidió apoyo del pueblo del Táchira para seguir enfrentando la acción encarnizada de las bandas criminales.

Destacó que hay un sin número de personas fallecidas y no por robo ni hurto, sino por ajustes de cuentas de negocios oscuros o droga, “Estamos trabajando muy duro para combatirlos”.

Anunció Vielma Mora que esta semana Táchira tendrá la visita del viceministro de Seguridad Ciudadana y Policial, con el fin de inspeccionar el parque automotor y el armamento de las policías por el Día del Policía el próximo 16 de julio, cuando habrá ascensos y dotaciones que sumen por una mayor seguridad en el Estado.

Recordó las palabras de Monseñor Mario Moronta Rodríguez refiriéndose a que los bachaqueros son criminales y en este sentido pidió ayuda al pueblo en esta lucha, ofreciendo información sobre estas bandas que operan en el municipio Ayacucho y si están cobrando vacuna para buscarlos.

Informó que este municipio es el que tiene mayor extensión de territorio fronterizo con Colombia, caldo de cultivo de las distintas bandas criminales que operan mediante el contrabando y la droga, y es un deber combatirlas.

“Empresario, industrial, comerciante y ganadero que está sometido, venga y nos lo dice personalmente, nosotros protegemos su identidad, cuidamos su integridad y vamos directamente sobre el criminal”, enfatizó el Gobernador.

Significó ser un político, un gobernador y un soldado que busca directamente al crimen y lo enfrenta, no lo elude ni lo evita, aquí ningún personero de la derecha los enfrenta como lo hace el gobernador con la policía y la fuerza armada.

Afirmó Vielma Mora no tenerle miedo a estas bandas criminales, ni hará alianza con ningún contrabandista, sicario ni narcotraficante, sólo necesita la ayuda de la población que en algunas ocasiones le hace juego a estos delincuentes convirtiéndose en portavoz de la mentira.

T/Prensa Dirci