Se despide la VII Feria de libro de Caracas

Hace 1 año.

El capítulo siete de la Feria del libro de Caracas llegó a su fin, ofreció durante diez días consecutivos un espacio para el rencuentro de los ciudadanos con la literatura, el pensamiento crítico, la voz del arte y por supuesto conmemorar la historia y a los héroes de la patria.

Bajo el lema “Territorio de la palabra” la VII Feria del libro llega en la semana aniversario de la capital, junto a otras actividades como el Caracas en sinfónico y la Media Maratón Simón Bolívar, le celebró los 449 años a la ciudad de los techos rojos, demostrando que Caracas es vida.

Día a día esta feria realizada por la Alcaldía de Caracas, que es sin duda una de las más importantes de Venezuela, recibió la visita de personas de diferentes lugares del país, totalizando más de 350 mil asistentes en el horario comprendido de 10:00 am a 7:00 pm. La versatilidad de esta fiesta literaria quedó demostrada, aparte de la surtida variedad de títulos y editoriales presentes, las personas pudieron disfrutar de actividades de formación y entretenimiento.

El Fondo Editorial Fundarte junto a las editoriales Librerías del Sur, Estrella Roja y el Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías vendieron un total de 30 mil ejemplares, entre los que destacaron “El imperio contracultural”, “Los soviets”, “Andrés Eloy Blanco para niñas y niños” y “El derecho a la ciudad siguiendo a Chávez”, Por otra parte el Centro Nacional del Disco (Cendis) vendió 2800 copias de músicos venezolanos y la Fundación Red de Arte junto a otros quioscos dedicados a la artesanía totalizó 2500 piezas y bienes culturales comercializados.

Adicionalmente la Presidenta de Fundarte Ifigenia Arellán realizó la presentación de once nuevos títulos para la biblioteca del Fondo Editorial Fundarte, entre los que destacan la colección del Premio Nacional de Literatura Stefania Mosca en sus cuatro modalidades, crónica: “En la Circunvalación nro. 5 por 0,25” de Leo Villaparedes, ensayo: “El sol invisible” de Héctor Padrón, narrativa: “La ciudad que duerme bajo los hongos venenosos” de Juan Calderón y poesía: “Elegía para un mago de Venecia” de José Villa; también se encuentran los títulos “Los ríos crecen en silencio” de Ángel Malavé, “El evangelio según los perros” de Gino González, “El diario inédito del filósofo Vienes Ludwing Wittgenstein” de Freddy Yezzed, “El arte de los senderos que se bifurcan” de Rodolfo Porras, “Piezas del adiós” de Néstor Caballero, “Apuntes Teatrales” de César Rengifo y “Obras de teatro documental” de Tomas Jurado Zabala.

Las novedades de esta feria destacaron en los territorios dispuestos para la misma, con un fin diferente cada uno; el Territorio del debate y el encuentro, que contó con cuatro salas ofreciendo 140 actividades entre foros, conversatorios, presentaciones de libros, recitales de poesía y presentaciones musicales beneficiando a más de 4500 personas; por su parte, el territorio de la imaginación dedicado a niños y niñas realizó 90 actividades lúdicas donde 5 mil infantes disfrutaron junto a sus familiares de talleres, cuentacuentos, obras de teatro, títeres y presentaciones circenses y de magia.

El Territorio de la palabra hizo posible 1200 intercambios de libros y realizó ocho actividades didácticas permanentes para el disfrute de 1500 niños. Las comunidades también dijeron presente, un total de 16 parroquias del Municipio Bolivariano Libertador pudo beneficiarse con 56 actividades relacionadas a la literatura, donde participaron un aproximado de 830 personas.

La visita a estos espacios de grandes personalidades del mundo intelectual no se hizo esperar, figuras como el Alcalde de Caracas Jorge Rodríguez, el Ministro de Cultura Freddy Ñáñez, la Fiscal de la República Luisa Ortega Díaz, el intelectual Luis Britto García, el escritor Farruco Sesto, el Diputado Darío Vivas y los poetas Katherine Castrillo, Willian Osuna y el colombiano Fernando Rendón compartieron sus conocimientos en esta importante feria, además de disfrutarla como amantes de la literatura.

Es inevitable sentir una gran nostalgia al saber que hemos llegado al fin de este encuentro cultural que nos deja grandes resultados, pero no es el fin de esta bella historia, simplemente tomamos un tiempo para reflexionar y prepararnos para el octavo capítulo de la Feria del libro en Caracas.

Texto: Prensa A.C.