Canciller: Vemos con preocupación una tendencia peligrosa de la OEA contra Venezuela

Hace 1 año.

delcy21“Vemos con preocupación que existe una tendencia peligrosa en la OEA, desde su génesis confronta en su naturaleza dos fuerzas, el Estado de Derecho hemisférico y las pretensiones imperiales del país hegemón de la región (Estados Unidos) y su área de influencia”.

La afirmación fue pronunciada por la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, durante su intervención este martes en la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA), a propósito de las pretensiones  intervencionistas que existen sobre el país.

“Venezuela no es más ni menos que ninguno de los países que están representados hoy, no está sujeta a ningún tipo de supervisión y monitoreo”, afirmó la diplomática, al tiempo que destacó que con o sin la participación de la organización, el país defenderá su institucionalidad.

Indicó que desde la llegada del Gobierno Bolivariano, bajo el liderazgo en un principio del Comandante Hugo Chávez y posteriormente del presidente Nicolás Maduro, ha tenido 17 años evitando la violencia y recordó que apenas ha transcurrido un mes de haberse iniciado el mecanismo de diálogo.

“Se montan nuevas excusas sobre Venezuela, como si estuviéramos viviendo una guerra post-conflicto, como sí la hay en otros países”, destacó Rodríguez, al tiempo que dejó claro que naciones donde se violan los derechos humanos de los niños como Paraguay no tienen moral para criticar al gobierno de Nicolás Maduro, donde se adelanta un diálogo de entendimiento, que se intenta boicotear por sectores de la derecha.

“Venezuela no está siendo juzgada por este organismo”, enfatizó Rodríguez, mientras agregó que “eliminen ustedes (Paraguay) a los presos de conciencia que tienen”.

Asimismo, la diplomática pidió un minuto de silencio en homenaje a la masacre de los maestros en Oaxaca, México, tema que nadie más tocó en la reunión y que representa un hecho de atención internacional.

La canciller aclaró que el presidente Nicolás Maduro, decidió promover el diálogo ante el intento de la derecha de llevar adelante la Ley de Amnistía, que pretende borrar delitos de lesa humanidad y ratificó que es necesario el acompañamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en los procesos de entendimiento entre el Estado y la oposición.

“La mayor preocupación del Gobierno legítimo y constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, siempre ha sido encauzar pacíficamente las expresiones y el accionar político de la oposición venezolana (…) no es la primera vez que promovemos el diálogo con la oposición”, recordó.

Por último, la representante venezolana emplazó a suspender la reunión del 23 de este mes solicitada por el secretario general del organismo internacional, Luis Almagro, por considerarla improcedente.

“Basta ya de sabotear el diálogo. Dejen que el Presidente haga su trabajo y dejen de apoyar desde la secretaria de la OEA, con ayuda de algunos países, apoyar a los factores violentos que pretenden derrocar al presidente Maduro”, dijo.

Escuche a la canciller Delcy Rodríguez