Rodríguez Araque: Venezuela enfrenta una estrategia comunicacional que pretende aislarla del mundo

Hace 1 año.

Foto vía Twitter
Foto vía Twitter

El embajador de Venezuela en Cuba, Alí Rodríguez Araque, la noche de este lunes señaló que que Venezuela enfrenta una estrategia de doble signo que busca aislarla de toda América y del resto del mundo.

Durante una entrevista concedida a la multiestatal TeleSUR, el Embajador explicó que para ello se ha emprendido en contra del país toda una campaña impulsada por los medios de comunicación nacional e internacional, “una poderosísima herramienta de deformación cultural”.

Destacó la gestión de Gobierno de Nicolás Maduro por  llevar a Venezuela hasta donde la ha llevado y que los problemas sociales no hayan “derrumbado al país”. Y es que aprovechó la ocasión para recordar cómo en los tiempos de Chávez cuando inició la revolución, el país recibía una renta petrolera de hasta 140 dólares el barril, mientras que con Maduro el petróleo bajó a 26 dólares por barril.

Igualmente señaló que ya no es posible vivir con la misma bonanza en este contexto, y más aún si se considera que el valor del dólar ha bajado y no se puede comprar lo mismo con la misma cantidad de dólares.

“No podemos negar que hay un nivel de pobreza, pero un pobre hoy de Venezuela no se compara con un pobre de Colombia, un pobre de cualquier país de nuestra América”, concluyó.

El Embajador de Venezuela en Cuba durante la entrevista dirigida por el periodista Ernesto Villegas se refirió también al acontecer internacional y la tarea que tiene Venezuela para preservar la unidad latinoamericana y contrarrestar la ofensiva imperialista que ya ha ganado terreno en Brasil y Argentina.

“Debemos perseverar en la tarea inaplazable de la unidad. En la medida que pasa el tiempo y se retardan estos procesos, pues se retardan también la solución de muchos problemas que podemos y debemos resolver conjuntamente”.

Recordó que cuando Hugo Chávez asumió el poder en Venezuela “dio vuelta a la llave” para abrir una relación entre la nación suramericana y Cuba mucho más franca “que pasó de la simple relación comercial, de la simple relación diplomática, a convertirse en un factor poderoso de modelo de integración suramericano y caribeño” con la firma de acuerdos en muchos ámbitos.

Esta revolución se hace continental o estará siempre confinada a las enormes limitaciones en el ámbito de cada uno de los países, por muy grandes que sea, subrayó.

Apuntó que América Latina inició una época en la que la faz del continente cambió y surgió toda una oleada democrática y de unidad. Pero con este cambio de rostro en la región, era imposible que no hubiera una reacción en contra y que el imperialismo se quedara de brazos cruzados.

Tal como lo señaló el embajador, inició entonces toda una contraofensiva continental para desbaratar esta unidad. Esto se ve materializado por ejemplo, en la llegada al poder de Mauricio Macri en Argentina, o la destitución de Dilma Rousseff en Brasil. Para el diplomático no es casualidad que en la toma de poder de Macri, en su primer discurso atacara a Venezuela.

“Estamos en una confrontación a escala mundial entre el Sur y Norte, porque mientras el Sur ostenta los recursos naturales, el Norte tiene la concentración del capital. Pero a diferencia del Sur, el Norte está integrado verticalmente a escala planetaria. El Sur apenas está medianamente integrado, con muchas dificultades sobretodo culturales, porque tenemos todavía la cultura de la pequeña porción territorial, no de la gran patria latinoamericana y caribeña”, sentenció.

Escuche la entrevista al Embajador de Venezuela en Cuba

T/WEB RNV/Agencia