Pueblo de Brasil sigue movilizado en defensa de Rousseff

Hace 1 año.

Foto referencial
Foto referencial

Michel Temer cumplió un mes como presidente interino de Brasil en un escenario de continuas protestas, en las que el pueblo exige el respeto a la democracia y a la presidenta electa Dilma Rousseff. 

El corresponsal de teleSUR, Leonardo Fernández, indicó que la última encuesta revelada muestra que la popularidad de Temer no supera el 11 por ciento y más del 55 por ciento de la población rechaza su Gobierno.

Agregó que esto se debe en parte a los últimos descubrimientos sobre la vinculación de los miembros de su gabinete con la corrupción.

Este jueves, el ministro de Turismo de Brasil, Henrique Eduardo Alves, renunció a su cargo tras ser implicado en el caso de corrupción de Petrobras, con lo que suman tres funcionarios que renuncian por la misma razón.

El enviado especial destacó que las movilizaciones siguen y para este fin de semana se realizará el I Encuentro de Comunicadores por la Democracia en Sao Paulo.

Allí los comunicadores definirán estrategias para la nueva etapa de lucha por la democracia y para fortalecer la articulación en el trabajo de contrainformación que están haciendo, dijo.

Por otra parte, en la página web del Partido de los Trabajadores (PT) se invitó a toda la militancia a participar este viernes en un gran acto en defensa de la democracia y en contra del golpe con el tema “Mujeres por la democracia y contra la violencia”. Se tiene previsto que asista la presidenta Dilma Rousseff.

Para el domingo 18 también el Frente Brasil Popular organizó un acto público contra el golpe de Estado y a favor de la democracia.

En contexto:
Desde el inicio del proceso de juicio político contra la mandataria Rousseff, organizaciones y movimientos sociales se han movilizado para denunciar el golpe parlamentario y defender la democracia, la institucionalidad y los logros sociales alcanzados durante los gobiernos del PT.

El presidente Temer, quien funge de manera interina, ha anunciado que buscará realizar una enmienda constitucional para recortar la inversión pública, entre un conjunto de medidas destinadas a “recuperar” la economía del país y atacar la inflación.

Ha añadido que la reducción de los presupuestos será para todas las áreas de Gobierno, incluidas salud y educación.

 

T/teleSUR