Publicidad Today: causas y consecuencias de la publicidad en dólares en medios privados

Hace 1 año.

PublicidadTodayA raíz del incremento de publicidades de bienes y servicios pagaderos en moneda extranjera en los medios radioeléctricos de Caracas, la Unidad de Investigación de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), realizó una investigación titulada “Publicidad Today – Estudio exploratorio de la presencia de publicidad de bienes y servicios pagaderos en divisas, difundida en la programación de operadores de radio y televisión con cobertura en el Distrito Capital”, desarrollada entre marzo y abril de este año.

El trabajo se basa en la conexión de la presencia de este tipo de publicidad con fenómenos económicos, tendencias de opinión pública y fenómenos de psicología colectiva.

En las conclusiones del estudio destaca el imaginario que se pretende establecer a la sociedad venezolana a través de este tipo de publicidades: “el discurso dolarizador juega un rol como “imaginario” de bienestar, progreso, crecimiento y oportunidades”, desplazando comunicacionalmente al bolívar.

“El fenómeno que hemos denominado Publicidad Today sin duda apunta a la promoción de un imaginario que coloca fuera de Venezuela el futuro y el bienestar”, es otra de las conclusiones derivadas de la investigación.

Lo invitamos a leer las conslusiones del trabajo de investigación:

La presencia creciente de publicidad de bienes y servicios pagaderos en moneda extranjera en los medios de comunicación privados es una realidad nueva y altamente preocupante debido a su conexión con fenómenos tanto
estrictamente económicos, como con tendencias de opinión pública y fenómenos de psicología colectiva.

Una publicidad dolarizada tiene en primer lugar, innegables connotaciones económicas. La dolarización ha sido una tendencia promovida en las economías latinoamericanas desde finales de los años ’70,  y con ésta se busca
imponer la divisa estadounidense en las transacciones económicas domésticas, desplazando las monedas nacionales.

Esta tendencia se encuentra conectada con grupos y factores que desde dentro de las economías nacionales, y con apoyo de factores financieros externos, desarrollan una suerte de conspiración para destruir la moneda nacional como referente de valor, costos, precios y como medio e pago.

Pero la dolarización también funciona en la opinión pública y la conciencia colectiva como discurso político-cultural: referente permanente de una supuesta “salida” a la situación económica por la vía del desmontaje de la moneda nacional.

En ese sentido, el discurso dolarizador juega un rol como “imaginario” de bienestar, progreso, crecimiento y oportunidades.

En el caso de Venezuela, el auge de publicidad de bienes y  servicios pagaderos en divisas pudiese también estar actuando como cortina comunicacional para fenómenos perversos y delictivos tales como:

a) Fuga de divisas mediante la promoción de adquisición de bienes en el extranjero por parte de nacionales.

b) Legitimación de capitales. La inversión publicitaria podría estar operando como pantalla para ingresar a
la economía dinero producto del delito.

c) Financiamiento mediático y político. El peso que adquieren anunciantes y financistas internacionales en la dirección editorial de medios locales y en el financiamiento a vocerías mediáticas (líderes de opinión) cuestiona y agrede la soberanía política de Venezuela.

d) Evasión tributaria. Una interrogante que surge de este estudio es si esos contratos de bienes y servicios
pagaderos en divisas están siendo registrados y cobrados en moneda nacional, si los recursos que están recibiendo los medios privados están siendo ingresados a la contabilidad de ley y pagando los impuestos
correspondientes, o si es facturada y cobrada fuera de Venezuela.

En este sentido, la presente investigación coloca en manos de las autoridades e instituciones del Estado valiosos insumos para valorar estos fenómenos económicos, administrativos y la eventual ocurrencia de hechos ilícitos.

Este estudio abre, además, un conjunto de interrogantes en el área de investigación de opinión pública. No hay
duda que la masiva promoción de bienes y servicios en divisas desplaza comunicacionalmente al bolívar como referente de valor económico, actuando así como combustible para la fiebre del dólar.

La dolarización funciona eficazmente en tanto que las personas y las organizaciones empresariales estén convencidas de que sólo pensando y actuando en términos de divisas pueden preservar el valor de su patrimonio, obtener ganancias o acceder a bienes o servicios.

La publicidad abona la profecía auto cumplida, las matrices y tendencias de opinión acerca de nuestra realidad política, social y económica, y de allí que los espacios preferidos sean los informativos y de opinión en los
horarios prime time, donde conviven cómodamente el discurso político opositor y el imaginario publicitario del mundo feliz y dolarizado.

El fenómeno que hemos denominado Publicidad Today sin duda apunta a la promoción de un imaginario que coloca fuera de Venezuela el futuro y el bienestar. No en balde uno de los servicios más publicitados es el de inmigración y estudios en el extranjero, cuyo target es, sin duda, la juventud venezolana. En este punto pudiésemos identificar a uno los públicos objetivos de estas campañas de publicidad que se presenta siempre acompañada de elementos de discurso político.

Una indagación psicológica más profunda podría también abordar un elemento sumamente complejo: la presión psicológica que podría estar siendo ejercida por la publicidad dolarizada sobre las audiencias de los medios
y el pueblo venezolano en general, al ofrecer masivamente productos y servicios que son inaccesibles para la gran mayoría.

¿Pudiera ser que los mensajes masivos sobre bienes en divisas estén incubando fenómenos de inflación de expectativas, frustración colectiva y de alineamiento político? Es un tema abierto, que lo dejamos a la indagación científica.

Para ver la investigación completa haga click aquí