Pueblo obrero se movilizó masivamente para defender la Revolución

Hace 12 meses.

C-xdBQKWsAAzLay

Este 1º de Mayo de 2017, los trabajadores venezolanos salieron a las calles para ratificar que esta es una fecha, es de lucha, y hoy, por la situación que afronta el país producto de la guerra económica y los acontecimientos violentos auspiciados por el imperialismo y la derecha, es un día propicio para decirle al mundo que el pueblo está en la calle para defender la paz y la soberanía de la Patria.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, se sumó a este acto reivindicativo de los trabajadores, realizado en la avenida Bolívar de Caracas.

Durante la concentración en sus atribuciones como Jefe de Estado Constitucional, de acuerdo con el artículo 347 de la Carta Magna,  convocó al poder constituyente originario para que la clase obrera y el pueblo, en un proceso popular constituyente, convoque a una Asamblea Nacional Constituyente.

Sostuvo que con esta decisión está llamando a una “constituyente ciudadana, no una constituyente de partidos políticos y élites, una constituyente ciudadana, obrera, comunal, misionera, campesina, feminista, de la juventud, los estudiantes, indígena, pero sobre todo, hermanos, profundamente obrera, decisivamente obrera, profundamente comunal”.

La fuerza obrera marchó desde la avenida Libertador, la parroquia 23 de Enero y La Bandera, hasta la avenida Bolívar en apoyo a la paz, a la Revolución Bolivariana y a las conquistas laborales que incluyen incrementos salariales integrales, seguridad social, estabilidad y políticas para generar empleo.

Quienes marcharon para reafirmar el apoyo al dignatario venezolano y a sus decisiones para seguir conduciendo la nación en paz, enfatizaron que el Presidente “cuenta con una clase obrera, consciente del momento histórico que vive, y dispuesta a ejecutar los lineamientos que dicte el Presidente para el bienestar de las mayorías”.

El primero de Mayo, Día del Trabajador se recuerda al grupo de sindicalistas, que en 1886, iniciaron una huelga que paralizó la industria estadounidense durante tres días. Éstos exigían que la jornada laboral durara 8 horas, en vez de 12 o 16 horas como era en ese entonces.

T/RNV Web/CP