Presidencia pro tempore de Venezuela en el Mercosur no está en discusión

Hace 1 año.

mercosur“No hay ninguna duda desde el punto de vista jurídico y político que Venezuela debe asumir la presidencia pro tempore del Mercado Común del Sur (Mercosur)”, aseguró es respuesta a la negativa mostrada por algunos países, como el caso de Paraguay, cuya Cámara de Diputados aprobó una declaración en contra del traspaso del bloque suramericano.

“Según el Protocolo de Asunción, que rige las relaciones parte de Mercosur, le corresponde a Venezuela, inequívocamente, ejercer la presidencia pro tempore en el segundo semestre de este año. Eso no está sujeto a la deliberación de los países, es una obligación que adquirieron los Estados parte al suscribir el tratado y su protocolo.”

Entrevistado en el programa El Desayuno, que transmite Venezolana de Televisión, aclaró que a partir del segundo semestre el país será sede de las reuniones de las diferentes instancias de este organismo, “independientemente de las preferencias y gustos de los países que están montados en el plan de la derecha internacional”.

Sobre la postura asumida por los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay, Quintana señaló que estas administraciones están apostando a la tesis de “regionalismo abierto”, contraria a la corriente de integración que apunta hacia el fortalecimiento del conjunto de organismos surgidos en los últimos años como el Mercosur, la Celac, la Unasur y la Alba.

“Argentina, Brasil y Paraguay ven a Mercosur como una amenaza o barrera de contención para la posibilidad de establecer acuerdos bilaterales con Estados Unidos o la Unión Europea, sin que sea necesario pasar por un acuerdo del bloque.”

Advirtió que “estamos viviendo un proceso en el que la ofensiva del imperialismo a derivado en la restauración de la derecha en algunos de nuestros países. Unas bajas muy importante las hemos tenido en el gobierno argentino, que ahora lo preside un neoliberal como Mauricio Macri; en Brasil, presidido por un neoliberal como Michel Temer, pero por vías de facto (…) en Paraguay, Horacio Cartes, un presidente de derecha; y en Uruguay, un gobierno amigo de Venezuela, del Frente Amplio, que respeta el proceso venezolano y que tiene sus opiniones sobre lo que ocurre en el país (…) allí tenemos una correlación de fuerzas adversas al proceso en general de integración .”

 

Escuche al internacionalista Luis Quintana