Prepare desodorante casero con estas 6 recetas naturales

Hace 2 años.

axilas-01

Son muchas las investigaciones que se relacionan a este producto cosmético tan usado por hombres y mujeres, debido a que los consumidores no nos ponemos a analizar cómo están compuestos y los usamos igual, sin saber que pueden ocasionar graves problemas a la piel, por ejemplo. La mayoría de las marcas utilizan el clorhidrato de aluminio (llamado como “sales de aluminio”), el cuál tapa nuestros poros.

Para evitar estos problemas, tienes la opción de elaborar tu propio desodorante, adaptado a tus necesidades y gustos.

 Desodorante casero: Receta 1

Para esta primera opción precisarás los siguientes ingredientes:

1/3 taza de almidón de maíz
1/3 taza de bicarbonato de sodio
10 gotas de aceite esencial de lavanda, eucalipto o árbol de té, todos antibacterianos
10 gotas de aceite esencial de menta o madera de sándalo, antimicóticos (para las mujeres, en el caso de los hombres, mejor que sean 20)
3 cucharadas de aceite de coco
2 cucharadas de aceite de vitamina E (opcional)
Mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta formar una pasta espesa. Colócalo en un envase vacío de desodorante en barra o similar y aplícalo a diario. Ten cuidado porque mucha cantidad no será muy cómodo.

Desodorante casero: Receta 2
En este caso, los ingredientes que precisarás son:

3 tazas de aceite de coco
2 tazas de manteca de karité
3 tazas de bicarbonato de sodio
2 tazas de maicena
opcional: aceites esenciales
Derrite a baño maría la manteca de karité con el aceite de coco, hasta que se derritan casi por completo. Retira del fuego y añade bicarbonato y maicena. Mezcla bien y vierte los aceites esenciales. Coloca en un recipiente de vidrio y deja enfriar.

Desodorante casero: Receta 3
Esta opción tiene varios ingredientes, pero su resultado es realmente maravilloso:

1 cucharada y media de cera de abeja
1 cucharada de aceite de coco
½ cucharada de manteca de cacao
15 gotas de aceite de romero
15 gotas de aceite de tomillo blanco
25 gotas de aceite de lavanda
3 gotas de aceite de ricino
Derrite a baño maría la cera de abeja, añade la manteca de cacao y en el momento en que las dos estén derretidas, incorpora los aceites, de a uno. Mezcla bien y coloca en un recipiente, deja enfriar. Lo usas luego del baño, de a pocas cantidades.

 

Foto: (Archivo)
Foto: (Archivo)

Desodorante casero: Receta 4
Este desodorante natural está hecho con limón y es muy eficaz:

100 ml de agua
20 ml de alcohol de 90°
4 cucharadas de romero
5 gotas de esencia de limón
10 gotas de extracto de hamamelis
Pon a hervir el agua y cuando empieza la ebullición añade las hojas secas de romero. Apaga el fuego y deja reposar unos diez minutos, con la cacerola tapada. Luego añade el alcohol, el hamamelis y la esencia de limón. Mezcla bien y envasa en un frasco de cristal.

 

 

Desodorante casero: Receta 5
En este caso, se trata de una receta de naranjas, muy simple de hacer:

cáscara de 3 limones
cáscara de 3 naranjas
1 litro de agua
3 cucharadas de bicarbonato de sodio
1 taza de sal marina
Ralla las cáscaras de las frutas y ponlas a hervir con agua. Cuela la preparación y deja enfriar. Añade la sal marina y el bicarbonato de sodio. Mezcla bien y pásalo a otro recipiente. Puedes usarlo para las axilas y para otras partes del cuerpo o hasta como baño relajante.

Desodorante casero: Receta 6
Esta receta tiene dos fórmulas, la estándar y la especial para pieles sensibles. Para la primera se necesita:

¼ taza de bicarbonato de sodio
¼ taza de almidón de maíz
10 gotas de aceite de árbol de té
3 cucharadas de aceite de coco
Para la segunda, precisarás

2 cucharadas de bicarbonato de sodio
6 cucharadas de almidón de maíz
10 gotas de aceite de árbol de té
3 cucharadas de aceite de coco

Como opcional para ambas puedes utilizar aceites esenciales según tus gustos y si quieres humectar más la piel, usa vitamina E o aceite de almendras.

Mezcla el bicarbonato con el almidón y el aceite de árbol de té, todo en una taza o recipiente. Añade el aceite de coco y revuelve hasta que se forme una pasta. Este es el momento también de incorporar el aceite de almendras o la vitamina E. Aquí también puedes verter los aceites esenciales con fragancia según tus gustos, como por ejemplo lavando, eucalipto, sándalo o rosa. Sólo algunas gotas porque perfuman bastante. Coloca la preparación en un recipiente de desodorante en barra. Al principio quedará un poco suave y cremoso, pero con el paso de los días, se endurecerá y quedará igual al que compras en las tiendas.

 

T/Agencias