¿Por qué se celebra el Día Internacional de la Mujer?

Hace 10 meses.

mujerEl 8 de marzo las mujeres de muchos países del mundo sin importar sus diferencias de origen étnico, social, económico, cultural y político celebran su día como parte de una tradición que ya cumple más de un siglo recordando los principios fundamentales de igualdad de género y justicia que debe seguir la humanidad.

Superando la distorsión que desde hace algunos años ha venido implementando la globalización comunicacional de la lógica del capitalismo en reducir esta fecha a un día de regalos y flores, las mujeres progresistas del mundo no olvidan que este día se recuerda entre muchos otros sucesos importantes, el martirio que sufrieron más de 120 obreras al morir encerradas por sus patronos en un incendio de una fábrica en Nueva York, Estados Unidos,en el año 1908.

La historiografía reciente señala el nacimiento del Día Internacional de la Mujer en la postrimería de la Revolución Industrial cuando ancianas, adultas, jóvenes y niñas eran explotadas trabajando en largas jornadas laborales, con salarios miserables, pésimas condiciones de trabajo y maltratos físicos, psicológicos e incluso sexuales.

El Día de la Mujer no es una celebración

En 1857 y 1908 se produjeron dos huelgas que pasaron a la historia de la lucha por la igualdad de derechos de la mujer trabajadora. La creencia más extendida afirma que ambos sucesos ocurrieron el mismo día de años distintos, aunque no se sabe a ciencia cierta si ambos coincidieron en 8 de marzo.

El primer suceso fue la huelga de trabajadoras textiles de la compañía Lower East Side, en Nueva York, Estados Unidos, en el año 1857. El objetivo era protestar por las jornadas laborales de más de 12 horas diarias y por el salario de hasta un 60 o 70 por ciento menor que el de los hombres. Las trabajadoras en aquel entonces organizaron una marcha que fue reprimida con violencia por la policía.

El segundo suceso tuvo un trágico final enmarcado en la huelga de más de 40.000 costureras industriales de Estados Unidos en 1908. Las trabajadoras reclamaban igualdad de derechos, reducción de jornada, derecho para unirse a los sindicatos y el cese de la explotación infantil. En una de las fábricas donde se declaró la huelga, en la Cotton Textil Factory, en Washington Square, en Nueva York, la jornada acabó en muerte y destrucción.

Ese día, los dueños de la fábrica cerraron las puertas y ventanas de la misma con las mujeres en huelga adentro (una práctica habitual para evitar el robo de la mercancía). Pese a que se declaró un incendio en el edificio, los patronos no abrieron las puertas ocasionando la muerte de más de 120 trabajadoras.

En el año 1910, se realizó en Copenhague la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas con el objetivo de promover la igualdad de derechos de las mujeres, incluido el del sufragio universal. Fue en esa conferencia, a la que asistieron más de 100 mujeres de 17 países distintos, donde se propuso y aprobó por unanimidad la conmemoración del Día de la Mujer Trabajadora el 8 de marzo, a petición de Clara Zetkin, una destacada activista alemana.

Desde 1911 se ha venido reconociendo el Día de la Mujer Trabajadora, pero no fue hasta 1975 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció como Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo.

La Revolución Bolivariana se escribe en femenino

Hoy  en día, más de un siglo después,  sigue viva la lucha histórica de la mujer venezolana  por defender sus derechos ante quienes pretenden doblegar el espíritu de las revolucionarias combativas y socavar su protagonismo en los últimos 18 años.

La implementación de políticas públicas y de misiones sociales destinadas a visibilizar, proteger y empoderar a las féminas en roles de liderazgo sin precedentes en la historia reciente del país, ha ocasionado que la Organización de Naciones Unidas (ONU) reconociera el éxito de Venezuela al cumplir uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio como es el promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

La mujeres defensoras de la Revolución Bolivariana son líderes en sus barrios y comunidades, encabezan los consejos comunales y están presentes en todos los estratos de organización popular y política del aparato productivo del Estado, además de continuar siendo el principal sostén de hogar de muchas familias.

Sobre las mujeres el Comandante Hugo Chávez una vez dijo: “Cuando la mujer se entrega de lleno a una causa, esa causa es invencible. Por eso hasta donde mis atribuciones alcancen voy a impulsar que la mujer venezolana siga asumiendo protagonismo, desde los más altos niveles hasta los de trabajo directo con los barrios y las comunidades”.

 

 

Escuche el trabajo especial de Dayana Querales para RNV