¿Por qué dejar de comer trigo?

Hace 2 años.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

“Dos rebanadas de pan integral aumentan más los niveles de azúcar en sangre que dos pasteles debido al alto índice glucémico del trigo que se cultiva hoy en día. De este modo, estamos desarrollando una peligrosa resistencia a la insulina”, William Davis.

Beneficios que se observan al dejar de comer trigo:

-Reducción de niveles de azúcar en sangre
-Existen casos de pre-diabéticos y diabéticos que han dejado de serlo
-Mejoría de artritis, psoriasis, sinusitis crónica, irritación intestinal, etc.

Prejuicios de ingerir trigo habitualmente:
-Permeabilidad intestinal
-Hipotiroidismo
-Asma
-Favorece las enfermedades del hígado
-Enfermedad de Crohn
-Se relaciona con casos de autismo y esquizofrenia

¿Cómo surgió el trigo?

En origen, el trigo se consiguió a través de una hibridación de hierba salvaje y espelta y desde su creación ha sufrido muchas transformaciones para aumentar la productividad y mejorar la panificación. El trigo original era diploide (dos conjuntos de 7 cromosomas=14 cromosomas) y ha ido mutando hasta llegar a ser dos clases de trigo (duro y blando) con 28 y 42 cromosomas respectivamente. Lo que le sucede a nuestro organismo es que no lo digiere porque las enzimas digestivas no reconocen este trigo mutado.

El gluten, la gliadina y la glutenina, principales problemas del trigo actual

El gluten es una glucoproteína compuesta por una proteína unida a uno o varios glúcidos (azúcares), simples o compuestos.

La gliadina y la glutenina, son los componentes principales del gluten y están presentes en el trigo y otros cereales, como el centeno, la cebada y la espelta. El gluten es muy utilizado a nivel industrial porque aporta al producto elasticidad, esponjamiento, solidez y hace que no se desmenuce al cortarlo. Con la manipulación genética de los alimentos llevada a cabo masivamente desde los años 60, la proporción de gluten en el trigo ha cambiado de un 5% a un 50%. Se calcula que hoy en día el 90% del trigo ya es transgénico y en pocos años podría suponer el 100% de las cosechas.

La gliadina y la glutenina funcionan como anti-nutrientes inmunógenos, esto significa que son potenciales causantes de enfermedades autoinmunes. Los cereales no están “preparados” para ser ingeridos, como lo estarían las frutas. Estas proteínas actúan como una especie de “defensa” provocando en el cuerpo una respuesta inmunogénica (inmunogenicidad es la propiedad que permite a una sustancia inducir una respuesta inmune detectable) que produce la inflamación del sistema inmune. La gliadina concretamente, causa alteraciones de permeabilidad del intestino (queda como una manguera agujereada) que hacen que se escapen hacia la sangre sustancias perjudiciales para el organismo. (Alessio Fasano, director médico del Centro de Investigación Celíaca de la Universidad de Maryland, Loren Cordain PhD. Nutricionista.)

Efectos del gluten en el cuerpo humano:

-En contacto con los intestinos, interfiere con el metabolismo y la absorción de nutrientes de los alimentos
-Estreñimiento
-Sensación constante de leve fatiga
-Artritis reumatoide
-Lupus
-Gases e hinchazón intestinal
-Dolores musculares vagos
-Infertilidad
-Confusión mental
-Ataxia (alteración del equilibrio, torpeza, pérdida de coordinación)
-Celiaquía
-Síndrome de intestino irritable
-Dermatitis herpetiforme
-En contacto con el cerebro, funcionan como un opiáceo generando más apetito de trigo

Contienen gluten:
-Trigo
-Cebada
-Centeno
-Si bien la avena se suele considerar un cereal con gluten, no contiene gluten pero suele contaminarse con facilidad por proximidad a cultivos con gluten o durante su manipulación.

 

T/Ecoticias