“Parcialidad de Almagro contra Venezuela obstaculiza Carta Democrática de OEA”

Hace 1 año.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

La parcialidad del secretario de la OEA, Luis Almargo, contra Venezuela hace que no sea “factible” la activación de la Carta Democrática contra el Gobierno de Caracas, según un diplomático venezolano.

“Venezuela no está en una situación para solicitar la mediación de la Organización de Estados Americanos (OEA) cuando su secretario general que está totalmente parcializado contra Venezuela y en favor de la oposición, por lo que no sería un mediador confiable en este caso”, sostuvo el lunes el representante de Venezuela ante los organismos de derechos humanos, Germán Saltrón.

En declaraciones durante una entrevista telefónica concedida al diario venezolano Panorama, Saltrón tachó de “sin peso” la solicitud de la oposición venezolana para una intervención de la OEA en el país suramericano, puesto que, explicó, la Asamblea Nacional (AN) es “inválida” para pedir la aplicación de la Carta Democrática ya que la solicitud corresponde al país respectivo

Sin embargo destacó la posibilidad de que el Consejo Permanente de la OEA pueda pedir dicha carta, pero con una votación donde las dos terceras partes de los países integrantes voten a favor de la propuesta, luego de una discusión.

En caso de que haya “cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático” en algún país de la OEA, la Asamblea General del ente puede suspender a dicho Estado miembro con una mayoría de dos tercios.

En cuanto a la amenaza de Almagro de presentar un informe sobre la situación de los derechos humanos de Venezuela, Saltrón la desestimó puesto que el Consejo Permanente de la OEA no ha pedido dicho reporte.

Al respecto, precisó que la petición de la oposición, “apoyada por Estados Unidos”, a través de la aplicación de la Carta Demócrata, intenta derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro. “Ellos creen que como el Gobierno estadounidense los apoya, pueden hacer en este país lo que quieren”, agregó.

En alusión a los señalamientos de España contra Venezuela, el diplomático venezolano los catalogó de injerencias, dado que, para él, ningún país sea España o EEUU tiene la potestad de intervenir en la soberanía de otro país.

Las autoridades venezolanas han rechazado en reiteradas ocasiones la injerencia de la OEA y han acusado al organismo hemisférico de “pretender el derrocamiento” del Gobierno “legítimo y constitucional” de Maduro, además de denunciar que “Almagro ha conjurado su agenda con la oposición venezolana y el Gobierno de los Estados Unidos”.

T/ Hispantv