Padre Numa Molina: Ninguna calumnia evitará que continúe trabajando por la paz y la justicia

Hace 5 meses.

El padre Numa Molina hizo un llamado de reflexión este martes ante la campaña de difamación de la que ha sido víctima por parte de los periodistas Nelson Bocaranda y Leocenis García.

Durante su participación en el programa Vida y Conciencia transmitido por RNV Informativa, el sacerdote destacó que ninguna calumnia evitará que continúe trabajando a favor de la paz, la justicia y los valores cristianos para que Venezuela se convierta en el gran país que todos quieren.

“Los perdono y los bendigo. Ojalá y reflexionen para que sigan haciendo su lucha sin difamar a la gente, mientras yo haré la mía formando hombres y mujeres con valores cristianos y con humanidad”, señaló.

Durante su declaración, el sacerdote refirió que como comunicador y sacerdote no podía hacer silencio ante el periodismo nefasto que acostumbra hacer  el ciudadano Nelson Bocaranda al arremeter contra su persona y un grupo de sacerdotes.

“Hoy tengo que desmentir esa falsedad sobre mi persona con la que Bocaranda intentó escandalizar a la opinión pública, esa es la miseria del periodismo”, dijo el padre Molina al referirse a las afirmaciones sobre supuestos maltratos e imposiciones a un grupo de jesuitas con el que convive.

Sobre García, el vocero religioso señaló que el periodista había escrito una carta en la que lo ofendía y le adjudicaba acciones que él no había cometido, sobre el uso de un inmueble en ruinas incautado por la Oficina Nacional contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento al Terrorismo (Oncdoft).

“El inmueble, que estaba totalmente destruido, fue puesto por la institución al servicio de obras sociales bajo la figura de un contrato conocido como administración especial (…) Este inmueble estaba en tribunales y por política de la Oncdoft no se da a conocer quienes son los propietarios y ahora viene este señor (García) a decir que él es el dueño y que yo le quité la casa llamándome ladrón”, explicó.

En sus declaraciones, el Padre Numa Molina recordó la transparencia de su trayectoria como sacerdote y ser humano. “Hermanos tengo suficiente moral en esta Venezuela que me conoce, que sabe de mi vida, no tengo nada, porque los religiosos jesuitas hacemos un voto de pobreza donde la única propiedad que podemos tener son los libros”.

 

 

Escuche al padre Numa Molina

T/RNV WEB