MUD regañada

Por: Earle Herrera

Almagro lo volvió a hacer, otra vez regañó a la MUD. Iba a titular esta crónica municipal de la infamia La oposición humillada y ofendida, pero el Secretario de la OEA no es digno de ningún personaje de Dostoievski, ni siquiera del taciturno Raskolnikov, aquel sugestivo criminal agobiado por jalones de conciencia, principios morales y sueños de grandeza. Todo este rodeo de novela rusa con plagio borgeano no es más que una pedantería literaria para decir algo insoportablemente prosaico, esto es, que Almagro volvió a regañar a la MUD, Henry.

Debería darte vergüenza, seas Ramos o Falcón, pero el primero cree que todavía la Mesa se puede salvar y servirle de trampolín a una lejana presidencia, y el segundo no se termina de sacar el clavo que, Mesa mediante, le metieron VP y PJ bajo el cielo crepuscular de las primarias larenses, entre los picotazos insomnes del gavilán de El Tocuyo y el de Curarigua, ambos contestes de que hace calor en Carora.

Pero la reprendida Mesa son muchos más partidos y el regaño fue unánime, como la noche de Borges (otra vez el visionario ciego). Allí hacen vida los más disímiles grupos unidos por el odio a Chávez y Maduro, que es superior al odio entre ellos mismos y, por tanto, aunque cojitranca, mantiene a la Mesa en pie. No se atreven a llamarla “Mesa del Odio”, sino “Mesa de la Unidad”, a la que el tal Almagro ha cogido de sopa en sus arrebatos proconsulares.

Esta semana la volvió a reprender. El motivo fue la decisión de la MUD de retornar a la mesa de diálogo sin informarle. Esto lo irritó y puso histérico. Cuando el Almagro se molesta con una parte de la Mesa (AD, UNT, VP, PJ) la otra se contenta (Vente, ABP, 30 de Julio) y lo celebra. Allí es cuando el caporal de la OEA los manipula a su antojo.

El reptil sujeto ha llegado a creer que la MUD es suya y no es así. La Mesa de la Unidad es la oposición venezolana, la nuestra, con sus falencias y carencias. Ningún güelefrito de afuera la puede estar regañando a cada rato. Y puesto que la Asamblea Nacional no lo hace, voy a proponer a la Constituyente un acuerdo para ponerle un parao al metiche Almagro y exigirle que respete a la MUD, así no lo haga con sus dirigentes, por culpa de ellos mismos que se la pasan buscándolo en el cuartico.