Opep nació hace 57 años para fortalecer la soberanía de los países petroleros

Hace 2 meses.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) cumple este jueves 57 años de haber sido creada, con el propósito de proteger a sus miembros y restablecer su soberanía, frente al dominio de las grandes empresas transnacionales.

El 14 de septiembre de 1960, en la ciudad de Bagdag (Irak), se firmó el acta constitutiva de la organización, por la iniciativa de los ministros de petróleo de Venezuela, Juan Pablo Pérez Alfonso y de Arabia Saudita, el jeque Abdullah Al Tariki.

Antes de la conformación de la organización los consorcios internacionales Exxon, Chevron, Mobil, Shell, Texaco, Gulf, British y Petroleum—que eran protegidos por los gobiernos de Estados Unidos y Gran Bretaña—ejercían el control del negocio petrolero a expensas de los países productores, de acuerdo a sus intereses y su situación política y militar.

Por tal motivo la fundación de la Opep contribuyó a estabilizar el mercado internacional de hidrocarburos, conducir a los países productores a obtener un retorno razonable de sus inversiones y asegurar el suministro continuo y estable de crudo para los países consumidores.

La resolución que sirvió de base a la creación de la Opep plantea que “los miembros estudiarán y formularán un sistema para asegurar la estabilización de los precios, entre otros medios, por la regulación de la producción con la debida atención hacia los intereses de las naciones productoras y de las consumidoras y a la necesidad de asegurar una entrada estable a los países productores, un abastecimiento suficiente, económico y regular de esta fuente de energía a las naciones consumidoras y una justa ganancia para su capital a quienes inviertan en la industria del petróleo”.

Liderazgo de Pérez Alfonzo

En el proceso de creación de la Opep, resaltarla figura del político y diplomático venezolano, Juan Pablo Pérez Alfonzo, quien participó en la llamada generación del 28 (1928), que se reveló contra el régimen dictatorial que ejerció en Venezuela Juan Vicente Gómez entre 1908 y 1935, y fue testigo del uso indiscriminado de los recursos energéticos de Latinoamérica para servir a los intereses de las grandes transnacionales.

Su espíritu nacionalista lo llevó a tomar interés por conocer a profundidad los factores referentes al funcionamiento de la industria del crudo y creó una política denominada pentágono petrolero, que apunta a que las naciones obtengan los mayores beneficios de la explotación y comercialización del crudo, y además de defender este recurso no renovable.

Esta visión incluyó la política de no más concesiones, el principio de participación razonable, la creación de la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP) y de la Comisión Coordinadora de la Conservación y el Comercio de Hidrocarburos (CCCCH).

Bajo la figura de la CVP, el Gobierno venezolano podía realizar directamente los trabajos de exploración y explotación del crudo. El pentágono petrolero estableció que los países productores de crudo debían llevar a cabo esfuerzos para que la riqueza generada por esta industria pudiera ser empleada para beneficiar a los sectores más necesitados de la población.

A través de su libro “Petróleo y dependencia”, Pérez Alfonzo criticó el destino de la renta petrolera y denunció el aprovechamiento de los recursos petroleros para el enriquecimiento de las transnacionales.

“En realidad se está haciendo un trasiego directo de riqueza del patrimonio común de todos los venezolanos al patrimonio privado de unos cuantos privilegiados”, condenó en esta publicación editada en 1967.
Defensa de los recursos

El quinto vértice de la política petrolera del llamado padre de la Opep, se refiere al consenso que debe existir entre los productores de petróleo para definir políticas de acción común, dirigidas a la defensa de sus recursos.

Esta propuesta se discutió en el marco del Primer Congreso Árabe del Petróleo, realizado en el Cairo (Egipto), en 1959, y en el que se establecieron las condiciones para acordar la partida de nacimiento de esta institución. El 14 de septiembre de 1960 se concretó oficialmente en Bagdad, Irak, la creación del grupo con la participación de Arabia Saudita, Irán, Irak, Kuwait y Venezuela.

La Opep agrupa a 14 países miembros (Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Gabón, Iraq, Kuwait, Nigeria, Qatar, Indonesia ,Irán, Libia y Venezuela), que exportan alrededor de 30 % del petróleo que se consume en el mundo, y poseen 80% de las reservas globales de crudo, localizadas y exploradas. En la actualidad, el grupo desarrolla con otros 11 países productores un acuerdo de recorte de 1,8 millones de barriles diarios, con el fin de equilibrar el mercado y promover el precio justo del crudo.

T/AVN