Omar Vizquel: “los bateadores estaban ansiosos”

Hace 10 meses.

vizquelOmar Vizquel se imaginó un debut muy diferente como manager en el Clásico Mundial de Beisbol. La madrugada de este sábado, la selección de Venezuela ni siquiera pudo completar nueve innings contra Puerto Rico, tras caer 11-0 en un partido en el que se aplicó la regla del nocaut.

No fue una experiencia muy buena, no esperaba este resultado, porque pensaba que iba a estar más pegado y, lógicamente, no bateamos. Creo que estaban muy ansiosos”, dijo el estratega durante la rueda prensa, tras el partido que se disputó en el Estadio Charros de Jalisco, en Guadalajara, México.

El lineup tricolor, que incluye a José Altuve, Miguel Cabrera y Carlos González, quienes se combinan para siete títulos de bateo en las Grandes Ligas, apenas ligó tres hits, todos sencillos.

En el sexto, cuando el desafío todavía se encontraba 2-0, los criollos llenaron las bases, luego que el abridor Seth Lugo dejara el montículo, pero con dos outs, CarGo se ponchó contra el zurdo Giovanni Soto. En la entrada, el antesalista Carlos Correa decapitó un roletazo de Martín Prado por la raya, que amenazaba con internarse en el jardín izquierdo. Fue la única oportunidad en la que el pitcheo boricua estuvo en aprietos. El combinado nacional dejó a cinco hombres en las almohadillas y se fue de 3-0 con corredores en posición de anotar.

Bueno, ya hablaremos con ellos mañana (sábado) sobre esa ansiedad (en los turnos). Obviamente, querían batear, pero estaban desesperados, estábamos abajo por dos carreras, estábamos haciendo swing muy temprano en el conteo. Nos reunimos un poquito por el cuarto o quinto (innings) y tratamos de tranquilizar un poquito, pero no nos resultó. Mañana es otro día, trataremos de descansar un poquito más, a ver si la cosa cambia”.

Venezuela había fabricado 17 carreras en sus dos partidos de preparación en Arizona y Vizquel descartó que a su equipo no se encuentre a tono.

Los muchachos se mostraron muy entusiasmados, están preparados física y mentalmente para esta clase de competencia. Cada uno de ellos se mostró muy capacitado para jugar pelota. En juegos anteriores no hemos visto ninguna dificultad de ellos físicamente. Simplemente, hoy hicimos muchos swings fuera de la zona de strike, y cuando un equipo no batea, no se puede ganar”.

El derecho Lugo apenas encajó un imparable y completó 5.1 innings, en los que ponchó a tres y consiguió 14 de 16 outs en el cuadro interior. Luego, los apagafuegos Soto y Joe Jiménez, pese a regalar tres boletos, uno de ellos intencional, completaron el blanqueo.

“Todos los demás pitchers siguieron el plan que tenía (el receptor Yadier) Molina. Ejecutaron su plan mejor que nosotros, nosotros hicimos muchos picheos en la parte alta de la zona de strike, y eso nos costó. Ya sabíamos que la bola iba a volar aquí y si cometíamos errores, íbamos a pagar. Y eso fue lo que pasó”.

Tenemos que tranquilizar un poco más a los bateadores, dejar que el pitcher haga más lanzamientos y después atacar”, abundó el ex campocorto. “Creo que hoy todo el mundo estaba ansioso, quizás un poco cansados por el viaje, que llegamos muy tarde ayer (3:00 am, por un retraso en el vuelo chárter desde Phoenix), pero ellos (Puerto Rico) lanzaron muy bien, la verdad que lanzaron muy bien”.

El as Félix Hernández retiró a los seis primeros rivales a los que enfrentó, pero en el tercer capítulo se metió en problemas con su control y la defensa no lo ayudó. En ese tramo, los puertorriqueños le fabricaron dos anotaciones, una de ellas inmerecida.

Félix empezó muy bien, estaba muy calmado en la lomita. Hizo buenos picheos, los picheos rompientes estaban bien, la recta estaba caminando. Pero se metió en problemas, ya tenía 29 picheos en una entrada y con dos hombres en base, preferí no estrecharlo mucho más allí y cambiar de medicina (lo sustituyó con Gregory Infante, que sacó el último out del tercero). Esa decisión fue difícil para nosotros y para él también. Obviamente, creo que no quería salir, pero las reglas (relativas al tope de envíos) hay que respetarlas”.

Más allá de las fallas de su equipo, Vizquel reconoció que su rival logró conjugar todos los factores del juego. El hermético pitcheo fue respaldado por una ofensiva de 10 imparables, que incluyó jonrones de Correa, Molina y T. J. Rivera, quien coronó un racimo de seis anotaciones en el séptimo que decretó el nocaut.

Increíble. Lo hicieron muy bien, consiguieron buenos picheos. Creo que mantuvieron su plan de trabajo, todo el mundo participó, todo el mundo colaboró y eso es lo que tú quieres ver de un equipo, que todos participen”, apuntó.

Esta tarde, Venezuela jugará su segundo partido en el Grupo D contra Italia, un desafío que está obligada a ganar si quiere mantenerse con vida en el torneo y no despedirse en la primera ronda como en la edición de 2013 del torneo de naciones.

Tenemos un juego duro por delante. Es difícil cuando pierdes el primer partido y, lógicamente, no hay mañana. Tenemos que tratar de ganar ese partido como sea. Hay que tranquilizarse, olvidar lo ocurrido”, enfatizó.

T/RNV/Prensa LVBP