Ocupación temporal de panaderías busca corregir vicios

Hace 10 meses.

contreras

En ningún momento se ha hablado de expropiación, aclaró el superintendente de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos (Sundde), William Contreras, al precisar que el organismo no tiene la facultad de ejercer este tipo de acciones, por lo que se ha procedido a la ocupación temporal -por 90 días- de las panaderías que violenten los derechos de los consumidores.

Entrevistado en el programa Dando y Dando Radio, que transmite RNV Informativa, señaló que estas acciones no son producto de la improvisación, ya que previo a la medida de ocupación temporal ejecutada en dos panaderías del centro de Caracas se celebraron cinco asambleas con los 700 panaderos que operan en el Distrito Capital.

“El objetivo de la ocupación temporal es corregir un estado de cosas; corregir una situación o mal funcionamiento de una empresa o establecimiento comercial;” esto alusivo a las prácticas, malsanas, de condicionamiento de venta y servicio, tipificados en la Ley Orgánica de Precios Justos.

“Cuando nosotros vemos una cola, es un delito que se está cometiendo y allí se tiene que imponer el gobierno, ya que es un caso de condicionamiento del servicio (…) Ese establecimiento tiene que garantizar las condiciones de atención porque de lo contrario se están violando derechos humanos. La cola es un acto denigrante de violación de derechos humanos.”

Contreras se refirió al caso de la panadería Mansion’s Bakery, la primera sujeta a una medida de ocupación temporal, cuyos propietarios incurrieron en la violación de derechos colectivos y difusos, al condicionar la venta de pan por horarios y modalidad de pago.

Reiteró que el condicionamiento de la venta y del servicio están tipificados en el artículo 56 de la Ley Orgánica de Precios Justos, delitos que están sancionados con prisión de tres a seis años. En el caso de la reincidencia se procederá a la ocupación temporal o la expropiación del establecimiento mediante orden del Ejecutivo.

 

Escuche al superintendente William Contreras

T/RNV WEB/YB