Obama reconoce que existen “incómodas verdades” sobre dictadura Argentina

Hace 2 años.

Foto archivo
Foto archivo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par argentino, Mauricio Macri, recorrieron el memorial donde se recuerda a los 30 mil desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar, de la que hoy se cumplen 40 años.

Durante una conferencia de prensa, ambos destacaron la desclasificación de archivos que informan y evidencian la relación de Washington con el golpe de Estado de 1976, pero evitaron mencionarlo de manera directa, reseña  el diario argentino Página 12.

El mandatario estadounidense se refirió someramente a  “incómodas verdades” sobre hechos “cometidos por nuestros líderes (los presidentes norteamericanos)” durante los años 70 en los países del cono sur de América, pero no asumió públicamente que existiera un relación directa entre ellos.

Con un discurso habitual en un presidente estadounidense, Obama expresó: “Sé que existen polémicas sobre las políticas de Estados Unidos en esos días oscuros. Las democracias deben tener el valor de reconocer cuando no se está a la altura de los ideales que defendemos, cuando hemos tardado en defender los derechos humanos. Eso fue el caso de Argentina”.

Recordó a los funcionarios de su país que “lucharon mano a mano con los argentinos” que durante esos años denunciaron “los abusos” contra los derechos humanos. Entre ellos, mencionó a diplomáticos, periodistas y al expresidente Jimmy Carter.  Pero no mencionó el rol que jugaron otros funcionarios en la instalación y establecimiento de la dictadura, hechos que están documentados en los archivos que desclasificó el propio gobierno estadounidense.

En libertad opresores de la dictadura

Obama destacó la desclasificación de “archivos militares y de inteligencia” de Washington sobre la dictadura argentina en 2002 y ponderó la nueva tanda de desclasificaciones que se autorizó luego de la solicitud realizada por el presidente Macri, desconociendo el esfuerzo realizado por distintas organizaciones sociales y organismos de derechos humanos que durante años hicieron el mismo pedido a distintas administraciones de la Casa Blanca.

En esta oportunidad el mandatario expresó que tienen “la responsabilidad de enfrentar el pasado con honestidad. No podemos olvidarnos del pasado. Sin embargo, cuando tenemos el valor de enfrentarlo es cuando tenemos el valor de cambiarlo”.

Al tomar la palabra el presidente Macri aludió a la consigna “memoria, verdad y justicia”, creada y reivindicada por organismos de derechos humanos, refiriéndose a ella como una lucha de “la memoria por la justicia y la verdad”.  A pesar de que fue a pocos días de su llegada a la Casa Rosada, el pasado 23 de diciembre, cuando el tribunal Oral Federal de Argentina ordenó la liberación de Luis Lucero, Miguel Ochoa, Oscar “Miseria” López, Jorge Quinteros y Orlando Pérez, violadores de derechos humanos durante la dictadura.

El juzgado argumentó que los plazos para las prisiones preventivas vencieron. Los liberados estaban siendo procesados por más de 300 casos de secuestros y torturas cometidos en la provincia la Pampa durante la última dictadura militar.

T / RNV con informacion de Página /12