Miguel Cabrera jugará hasta cumplir 40 años

Hace 1 año.

cabreraMiguel Cabrera acaparó la atención durante la primera práctica de todo el equipo de los Tigres de Detroit el sábado, en Lakeland, Florida.

El dos veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana habló de su futuro con los felinos y de lo importante que será 2017 para la franquicia, también reflexionó sobre la situación del país y la responsabilidad de representar a Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol.

El inicialista también se refirió a su entrenamiento de boxeo, como una nueva rutina cardiovascular, además de su búsqueda de los 3.000 hits y 500 jonrones.

Luego de un receso de temporada cargado de rumores de cambio en los que Detroit se suponía iba a desmantelar al equipo, incluido el maracayero, los Tigres inician el Spring Training con renovado entusiasmo.

“Ahora, en esta época, siempre escuchas lo que hablan sobre cambios. Escuchas muchas cosas que dice la gente sobre lo que harían el dueño o el gerente general. Eso no me molesta en absoluto. Si ellos piensan que puedan cambiar a varios jugadores para mejorar, tienes que estar abierto a ello. No puedes ser egoísta y decir: ‘Quiero quedarme aquí’. No. Si ellos dicen que lo mejor es hacer canjes, tienen que hacerlo. Tienen que decidir”, destacó Cabrera en una entrevista con el Detroit News.

El gerente general Al Ávila, prefirió mantener el mismo club del que se esperaban grandes cosas en 2016 y eso satisfizo al inicialista.

“Es muy bueno porque nos da la oportunidad de jugar una año más juntos. Sabemos lo que tenemos aquí. Estamos conscientes que no hemos ido a los playoffs en los últimos dos años, pero pienso que si nos mantenemos juntos, saludables, tendremos el chance de competir todos los días”.

Cabrera entiende que será una última oportunidad de trascender con el actual núcleo de jugadores de Detroit.

“J. D. Martínez será agente libre. Ian Kinsler también. Muchos irán a la agencia libre. Pienso que es como decir: “Probemos una vez más”. Veremos qué pasa”.

La estrella de los Tigres ha confrontado algunos problemas físicos, pero aun así ganó su cuarto título de bateo en 2015 y en la campaña anterior sacó 38 jonrones y remolcó 108 carreras. El 18 de abril cumplirá 34 años, una edad en la que ya se ha iniciado la curva del declive, pero Cabrera asegura que su cuerpo no le ha enviado señales de alarma.

“Me siento bien. No me preocupo por mi edad. Dios me ha dado la fortaleza y la habilidad para seguir jugando. Seguiré en el terreno hasta los 40. Mi contrato dice hasta los 40, así que ¿por qué se preocupan por eso?”.

Cabrera firmó una extensión laboral por ocho años y 248 millones de dólares (2016-2023), con dos temporadas opcionales (2024-2025).

Mientras llega el final de ese pacto, disfrutará lo que hace.

“A medida que pasan los años, comienzas a pensar más: ‘Hice esto en el plato y mi swing…’. Cosas como esas. Cuando tienes 20 y algo, solo sales al terreno y juegas. Después de los 30, piensas más. Prefiero jugar como cuando tenía 20. No pienso, solo juego y me divierto”.

EL BOXEO, UNA MANERA DE ENTRENARSE

Durante los últimos tres meses, Cabrera ha usado guantes y las técnicas del boxeo para entrenarse y mejorar su condición física. Incluso se lo recomendó a Pablo Sandoval, de acuerdo con declaraciones del antesalista de los Medias Rojas de Boston.

“Mi amigo Jorge (“Niño de Oro”) Linares (campeón de la AMB en la categoría ligero), que peleará en Las Vegas a finales de mes, me dijo: ‘Debes hacer esto como ejercicio cardiovascular y para el juego de pies. Te ayudará a mantenerte activo. Será bueno para tu cuerpo’”.

El consejo de su compatriota le ha servido para llegar a los entrenamientos en una condición óptima.

“Siento más fuertes mis hombros. Pero todo está en la mente, te fortalece”.

EL CMB, UN PAÍS DETRÁS DE UN EQUIPO

Miguel Cabrera ha reiterado en varias oportunidades la importancia de prepararse de la mejor manera para trascender en el Clásico Mundial de Beisbol, no solo por el equipo de Venezuela, sino por todo lo que representaría para el país. El sábado volvió a mencionar el tema.

“Estoy muy emocionado. Estamos listos para la competencia. Practicamos en Miami. Esperamos tener un buen torneo y que el Clásico sirva para llegar en forma a la temporada. Tienes que estar preparado para jugar. Vamos a salir a jugar los nueve innings. Algo que será difícil, pero hemos hecho un gran trabajo durante el receso de temporada y pienso que estaremos listos”.

“Necesitamos hacer algo por nuestro país, que está atravesando por muchos problemas”, puntualizó. “Creo que el deporte puede ayudar a mantener unidos a los venezolanos. No solo el beisbol. Cualquier deporte puede llevar alegría y unión a la gente”.

NO PIENSA EN NÚMEROS

Miguel Cabrera iniciará la campaña con 2.519 hits y 446 cuadrangulares, por lo que si mantiene los promedios que exhibe a lo largo de su trayectoria y logra estar saludable, en poco tiempo estaría a las puertas de los 3.000 imparables y los 500 vuelacercas, cifras que le asegurarían una placa en Cooperstown.

“Cuando firmas, piensas en si llegarás a los 3.000 hits, a los 400 jonrones o las 1.500 impulsadas. Pensaba en eso cuando estaba más joven. Pero dejé de hacerlo. Los números son buenos, pero si comienzas a pensar en ellos, te presionarás todos los días y no podrás jugar. Prefiero salir al terreno, hacer mi trabajo y después ver los números”, aseguró el maracayero, según reportó el Detroit News.

T/RNV/Prensa LVBP