México: Desalojan violentamente manifestación de educadores en Oaxaca

Hace 1 año.

educadoresUnos 800 Policías Federales mexicanos se enfrentaron a unos 500 maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para desalojar la manifestación que los profesionales de la educación mantienen en Salina Cruz, Oaxaca, en protesta a la Reforma Educativa que promueve el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Con bombas lacrimógenas y balas de goma, los funcionarios accionaron contra maestros que exigen mesa de diálogo con el Ejecutivo. Pero ante este agresivo desalojo, los participantes  reaccionaron y se defendieron lanzando palos, piedras y bombas molotov durante unos 40 minutos aproximadamente.

De acuerdo con la Policía Vial de Oaxaca, una vez que la Policía Federal (PF) llegó al puerto de Salina Cruz, este fin de semana los miembros del sindicato magisterial reactivaron al menos siete bloqueos en diferentes puntos del Istmo de Tehuantepec.

Supuestamente, los Federales intentaron desalojar la manifestación mediante el diálogo, al principio, pero ante la negativa de los docentes, de inmediato la Policía Federal, ayudados con helicóptero que sobrevoló la zona con faros de iluminación, procedió a desalojar la carretera Transístmica y el acceso a la refinería Antonio Dovalí que se encuentra en la región.

Pese al desalojo, los profesores han decidido ubicarse en el lado norte de Salina Cruz, en la zona conurbada de Tehuantepec, en espera de continuar la protesta. Mientras tanto, los elementos de la Policía Federal con el apoyo de las autoridades estatales permanecen en la zona. Hasta el momento no hay manifestantes detenidos ni personas lesionadas.

En otra región de Oaxaca, en el Municipio de Asunción Nochixtlán, el desalojo violento de la CNTE por parte de la Policía Federal dejó peores resultados. A tempranas horas los maestros disidentes que bloqueaban la autopista Oaxaca-Puebla y la carretera federal 190, en Nochixtlán, se enfrentaron a los funcionarios que querían dispersar para impedir la protesta social.

T/Telesur