Más de 45.000 inmigrantes detenidos en cárceles en EE.UU.

Hace 12 meses.

deportadosAl menos 45.493 inmigrantes se encuentran en las cárceles federales y estatales, indicó este miércoles en un informe el Departamento de Justicia de Estados Unidos (EE.UU.), bajo el argumento de “crear conciencia sobre los extranjeros criminales” que viven en ese país.

El presidente Donald Trump emprende una arremetida contra los inmigrantes en EE.UU., específicamente los latinos, a quienes generaliza al acusarlos de ser criminales. Actualmente, la proporción de extranjeros en EE.UU. es de 24 por ciento.

El informe del Departamento de Justicia responde a una orden ejecutiva firmada por Trump el pasado 25 de enero. En esta se exige al fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions y al secretario de Seguridad Nacional de ese país, John Kelly, a publicar cada tres meses un informe sobre los extranjeros en las cárceles federales y estatales del país, así como bajo custodia del Cuerpo de Alguaciles.

“Los extranjeros ilegales que cometen delitos adicionales en EE.UU. son una amenaza para la seguridad pública y una carga para nuestro sistema de justicia penal”, consideró Sessions, mediante un comunicado.

“Por eso, debemos asegurar nuestras fronteras a través de un muro y una aplicación efectiva de la ley, y debemos fortalecer la cooperación entre el Gobierno federal y los gobiernos estatales y locales, mientras nos esforzamos en cumplir nuestro sagrado deber de proteger y servir al pueblo estadounidense”, agregó.

La orden de Trump modifica el funcionamiento de la Oficina Federal de Prisiones, que contaba con un sistema para recolectar la nacionalidad de los presos y determinar si debían o no ser deportados. Desde ahora instaurarán un nuevo programa para registrar el estatus migratorio de sus detenidos y proporcionar esos datos a los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), encargados de las deportaciones desde el interior del país.

Migración infantil:

Al menos mil niños indocumentados, la mayoría provenientes de los países del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala) fueron arrestados en febrero del presente año en la frontera sur de EE.UU., cuando intentaban ingresar al país y posteriormente trasladados a centros de inmigración a lo largo de la frontera de EE.UU. y México, construidos como cárceles.

Celdas frías, tan frías que las llaman “las hieleras”, condiciones infrahumanas, hacinamientos, maltratos, torturas, violaciones y abusos a los derechos humanos, han denunciado diversas organizaciones de derechos humanos, que a su vez han presentado pruebas de inmigrantes que aseguran que no contaban con colchones, ropa adecuada, acceso a agua limpia o comida y mucho menos, duchas o pañales.

El Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha criticado en varias oportunidades la política migratoria en EE.UU., en especial el trato a miles de menores de edad indocumentados por parte de las autoridades de ese país.

Estados Unidos es el país con la segunda mayor tasa de encarcelamiento del mundo, con 693 presos por cada 100.000 personas, de acuerdo a un informe publicado por la Oficina de Información del Consejo de Estado de China.

 

T/Telesur