Lula insta a Temer a medirse en elecciones si quiere ser presidente

Hace 2 años.

Foto archivo
Foto archivo

Si el vicepresidente de Brasil y líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), Michel Temer, “quiere ser presidente debe disputar una elección y no esperar asumir el mando del país tras el juicio político que adelantan sectores de la oposición para destituir a la presidenta Dilma Rousseff”, así lo afirmó el exmandatario, Luiz Inácio Lula da Silva.

Durante un acto en el Sindicato Metalúrgico de ABC en apoyo a la jefa de Estado, Da Silva comentó: “No tengo nada contra Michel Temer, solo tengo que decirle que si quiere ser presidente de la República dispute una elección”, señaló.

Analistas consideran que Temer ha intentado sacar partido de la actuación política y económica del país, debido a que si se aceptan las denuncias contra Rousseff, ésta sería separada del cargo durante un lapso de 180 días, por lo que la conducción de la nación quedaría en manos del vicepresidente.

El PMDB anunció la ruptura de la alianza política con la jefa de Estado y el Partido de los Trabajadores (PT) y esto trajo como resultado la renuncia de siete ministros del Gabinete.

Expertos han afirmado que tras esta ruptura se encuentra el interés del PMDB de presentar un candidato diferente al del PT en las elecciones presidenciales que se realizarán en 2018.

Ante este escenario, Lula da Silva llamó a los sindicatos a movilizarse en apoyo a Rousseff y al PT.

“Quisieron derribar al Gobierno y lo hicieron de la forma más ilegítima. El ‘impeachment’ solo es válido si hay crimen de responsabilidad y Dilma no lo cometió”, subrayó el expresidente.

Contexto

El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.

Por ahora, el Congreso evalúa destituirla y en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras investigan.

El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, también es investigado por el caso. El 4 de marzo fue detenido de manera arbitraria por unos 200 efectivos de la Policía Federal de Brasil que allanaron su casa.

El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en “defensa de la democracia”, en apoyo a la actual presidenta de Brasil y al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El periódico digital Brasil 247 denunció que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, maniobra para realizar la votación en el plenario el domingo 17 de abril.

Cunha estaría planificando ejercer su voto, contrario a lo que establece el reglamento de la Cámara baja, que estipula que el titular vota solo en elecciones secretas o para desempatar votaciones abiertas, una posibilidad que no existe en el caso del julio político.

T/ Telesur