Logística de guarimbas se financia desde el exterior

Hace 6 meses.

Es común ver cómo durante las últimas manifestaciones realizadas por la derecha venezolana, algunos portan máscaras antigases para protegerse de los efectos de las bombas lacrimógenas. Por el alto costo de estos implementos, se puede deducir la clase de manifestantes que asisten a las protestas violentas del este capitalino.

En la página de Mercado Libre, especializada en compra y ventas por internet, este producto se vende en un precio que oscila entre 35 mil y 400 mil bolívares, dependiendo de las características que posea el artilugio.

También, a través de la página web gofundme.com, con sede en San Diego, California, existen varios grupos de activistas de oposición promoviendo campañas para recaudar equipos de protección, para donarlas a quienes se encuentran protestando en las calles.

Este portal, que puede personalizarse con imágenes, videos y mensajes para los posibles donadores, acepta pagos en línea con PayPal (página que permite transferencias de dinero entre usuarios), además de pagos con tarjetas de crédito.

En la mayoría de los casos, el mensaje que expresan estas cuentas de venezolanos en el extranjero, es que sus compatriotas están en las calles demostrando su insatisfacción ante la situación política del país y su deseo de “cambio”.

El mensaje publicado por Máscaras Antigás para Venezuela, expresa: “Nuestra gente necesita ayuda! Ellos necesitan esto para que los ayudemos a luchar contra la opresión del gobierno, el mandar comida es maravillo, pero lo único que hace es estirar el sufrimiento. Compraremos mascaras antigás y se las entregaremos en Venezuela a las personas indicadas para distribuirlas entre los gloriosos luchadores por la libertad de nuestra patria, si no quieres enviar el dinero, compra las máscaras y envíenoslas, queremos enviar 20 unidades en la primera entrega”.

Además de la donación de máscaras antigases, estas cuentas promueven el envío de dinero para apoyar a estos grupos desestabilizadores con la compra de “los recursos necesarios para la protección de todos los jóvenes”.

SOS Venezuela Unida, Resistencia Venezuela, Ayuda y Alivio de Venezuela, Los estudiantes venezolanos para la democracia y Ayudar a Venezuela, son solo algunos de los nombres que utilizan para solicitar financiamiento.

Cascos para “Luchadores”

A esta iniciativa, que busca cooperar con la seguridad del frente de choque de los actos terroristas, también se han sumado algunas cuentas de Instagram.

Una de ellas es la cuenta @CascosVsBombas, donde se pide a la ciudadanía donar los cascos de motorizados para restaurarlos y luego dárselos a los manifestantes para su protección.

En el perfil se puede leer: “Es hora de quitarse las gorras y ponerse los cascos para proteger a nuestros luchadores”.

En esta red social también se ha desarrollado una campaña de recaudación de medios de protección, como guantes de carnaza (para evitar quemaduras al momento de agarrar las bombas lacrimógenas), botas de seguridad, lentes de seguridad, entre otros. Por ejemplo, en la cuenta @cascosazulesve, promocionan jornadas de recolección tanto dentro como fuera del país.

 

 

T/CiudadCCS