La OEA “ya está en el límite de la obsolescencia”

Hace 2 años.

JuanRamonQuintana
Juan Ramón Quintana. Foto: Archivo

El ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, afirmó este martes en entrevista exclusiva para teleSUR que la Organización de Estados Americanos (OEA) “ya está en el límite de la obsolescencia”.

Quintana adelantó que en la próxima  Asamblea General de la Organización de Estado Americanos (OEA) en República Dominicana, se cuestionará de manera severa “el papel indecoroso, humillante e impresentable de Almagro” al frente de ese organismo.

Aseguró que el secretario general de la OEA tendrá que responder por la decisión lamentable de solicitar la Carta Democrática contra Venezuela, una acción que busca quebrantar la unidad de los pueblos latinoamericanos.

“Hemos coincidido que es intolerable que un secretario general se tome al atribución de solicitar la Carta Democrática”, dijo Quintana en referencia a las discusiones sobre defensa regional y las agresiones imperiales en la reunión de este miércoles del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP).

Quintana explicó que en la reunión de la ALBA-TCP se habló de la necesidad de reflexionar sobre la agresión contra los países latinoamericanos, en particular la guerra económica contra Venezuela, la campaña mediática en Bolivia y el golpe parlamentario en Brasil.

El ministro boliviano destacó que los medios de comunicación tienen un papel principal en las agresiones contra América Latina. “Nunca habíamos asistido a un escenario en que los medios, en sustitución de partidos políticos, se están convirtiendo en herramientas contra la soberanía de sus propios pueblos”.

Respuesta regional ante los ataques

Ante la arremetida acontecida en la región por parte de factores derechistas locales e internacionales, Quintana exhortó a responder de manera unitaria para enarbolar las banderas de la independencia y la soberanía de los países de América Latina.

“Debemos responder de manera colectiva como región a estos ataques, denunciarlos ante el mundo y movilizar a nuestros movimientos sociales”, indicó Quintana, quien añadió que el único método de defensa de los países latinoamericanos es el dominio de sus recursos naturales.

Asimismo, recomendó trabajar mancomunadamente con bloques emergentes como el de los Brics (Brasil, Rusia, India, China, Suráfrica), para así hacerle frente a las arremetidas lideradas por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

“Tenemos que construir una alianza estratégica con las potencias emergentes, tenemos que desarrollar uan estrategia de autodefensa con las potencias, para defendernos contra esta agresión tradicional de los Estados Unidos”, aseveró.

También se refirió al uso de los medios de comunicación, para desinformar a los ciudadanos, y señaló que uno de los mayores riesgos que afrontan las sociedades en este siglo es la impostura imperial, basada en la mentira y la difamación de las grandes cadenas comunicacionales.

“El mayor riesgo es que te terminen secuestrando la verdad, que venga este torrente de difamación que hoy en día están operados por los grandes consorcios de la comunicación”, con el objetivo de “terminar los procesos emancipadores de la región, tomar los recursos naturales y poner gobiernos títeres de los Estados Unidos”.

ALBA-TCP rechaza agresión imperial y apoya a Venezuela

El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) rechazó este miércoles los planes desestabilizadores contra gobiernos progresistas de América Latina, durante la reunión en Caracas, capital venezolana.

En la declaración final, la ALBA-TCP se solidarizó con Venezuela ante los ataques imperiales de la derecha mundial, que buscan acabar con el Gobierno de Nicolás Maduro mediante una intervención extranjera.

La declaración especial sobre Venezuela exige en primer lugar el respeto absoluto a la soberanía, el respaldo al gobierno constitucional de Nicolás Maduro así como el apoyo a su iniciativa de diálogo con la oposición bajo el auspicio de UNASUR, y la participación de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, de España, Leonel Fernández, de República Dominicana, y Martín Torrijos de Panamá.

También rechaza la conducta del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) Luis Almagro por asumir un rol intervencionista en los asuntos internos de Venezuela y motivar a que factores de la oposición asuman posiciones violentas.

T/TeleSUR