La historia de cómo una Canaimita formó un artista del papel

Hace 9 meses.

IMG_7348Malkis Manuel Flores García es un niño que estudia cuarto grado en una escuela de Petare. Hasta aquí estos datos podrían resultar poco interesantes para cualquiera, pero si a eso le agregamos que con solo nueve años es casi un maestro del origami gracias a su Canaimita, ya esta historia comienza a dar un giro.

A Malkis lo encontramos sentado a una mesa de madera, con retazos de papel y su Canaimita, copiando modelos de animales, estrellas, pulseras y anillos de un video que se reproducía en su portátil, uno de los más de 5 millones que gratuitamente ha entregado el Gobierno Bolivariano de Venezuela para la formación integral de los niños y niñas de la Patria.

“¿Sabes dónde queda Venezuela en un mapa?”, nos pregunta el audaz Malkis y nos despliega un programa instalado en su computador y que le muestra todo el globo terráqueo, con sus meridianos y paralelos, y con información de cada país, junto a su bandera. “Aquí es, esta es Venezuela. Y aquí está Cúpira (Miranda), donde nació mi papá”, explica.

Este pequeño recibió su Canaimita en 2016 en la escuela Elisa Rickel Domínguez en Maca, Petare. Desde entonces no sólo ha aprendido sobre las materias que estudia en clases, sino que le ha servido para aprender lo que ya se ha convertido en una pasión: el origami, el arte japonés de doblar el papel sin el uso de tijeras o pegamento para crear variadas figuras.

El inventario de creaciones de este pequeño artista casi cuadriplica sus nueve años de edad. Incluye 31 figuras como animales, barcos de vapor, aviones, cartas, caballos, conejos y hasta murciélagos. “El origami me lo enseñó un primo que vive en Cúpira. Cuando regresé a casa prendí mi Canaimita y comencé a investigar en Internet. Ahora, cuando no estoy estudiando, hago origami y todos los videos los tengo acá, en mi computadora”.

IMG_7378

De acuerdo al último balance del Ministerio del Poder Popular para la Educación entre 2009 y diciembre de 2016, la Revolución ha entregado 5 millones 263.164 Canaimas a estudiantes de educación básica, media, diversificada y universitaria de todo el territorio nacional. De la totalidad de equipos, 4 millones 284,854 son computadoras portátiles denominadas Canaimitas y 978.310 son tabletas.

Para el director general de CONATEL, Andrés Eloy Méndez, el proyecto Canaima, iniciado por el Comandante Hugo Chávez en 2009, es fundamental para la formación integral de la juventud que es la de construir el futuro de la Patria.

Méndez explicó que la Comisión contribuye con parte de los impuestos recaudados a los prestadores de servicios de telecomunicaciones al Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit), adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT), que es el que fabrica los computadores Canaimita (educación básica), Canaima (educación media y diversificada) y las tabletas destinadas a los jóvenes universitarios.

“Aquí en CONATEL, nosotros cobramos tributos por el uso y explotación del espectro radioeléctrico y se lo mandamos a un fondo de tecnología en el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y de ahí hacen estas Canaimitas para los niños, de manera gratuita”, dijo.

“Él es uno de los millones de niños y jóvenes que han recibido su Canaimita, pero detrás de esa cifra hay historias tan bonitas y tan prometedoras para el futuro, para el nuevo país, como la de Malkis”, agregó. Comentó que Malkis, como millones de niños y jóvenes venezolanos tiene acceso a la tecnología para formar el nuevo ciudadano, pese a las dificultades que ha enfrentado el país producto de una guerra económica sin precedentes y la caída de los precios del crudo de 80 a 20 dólares.

“Tiene acceso a todas las tecnologías, como debe ser, como es el país que estamos construyendo y que Chávez soñó, y que nosotros tenemos el deber de seguir construyendo”, puntualizó.

T/Prensa Conatel