La derecha ataca a Lula y la izquierda se une para apoyarlo

Hace 2 años.

Dilma_Lula_Temer_Convenção_PTBrasil amanece hoy con aires de tensión ante la nueva embestida de la derecha de ese país, que convocó una serie de manifestaciones contra de la presidenta de esa nación, Dilma Rouusseff y el exmandatario reconocido en América Latina, Luiz Inácio Lula da Silva.

A juicio de expertos, ambos líderes son blanco de una campaña de desprestigio, en aras de sacarlos del poder, para abrir espacios a la derecha como ocurrió en Venezuela con las elecciones parlamentarias y en Argentina con las presidenciales.

Aún así, la izquierda latinomericana cobra fuerza. Y es que expresidentes y dirigentes de la región y de Europa emitieron un comunicado de fuerte apoyo a Inácio Lula da Silva, firmado por 14 figuras de trayectoria política.

Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), Eduardo Duhalde (Argentina), Carlos Mesa (Bolivia), Ricardo Lagos (Chile), Ernesto Samper (Colombia), Mauricio Funes (El Salvador), Felipe González (España), Manuel Zelaya (Honduras), Álvaro Colón (Guatemala), Massímo D’Alema (Italia), MartínTorrijos (Panamá), Nicanor Duarte (Paraguay), Fernando Lugo (Paraguay), Leonel Fernández (República Dominicana), José Mujica (Uruguay), José Miguel Insulza (OEA).

El apoyo está manifiesto en una declaración conjunta, en la que los firmantes denuncian que el dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) es víctima del “intento de algunos sectores de destruir la imagen de este gran brasileño”, como versa el documento, tras declarar públicamente su intención de regresar a la Presidencia en 2018.

El texto, avalado por esos líderes internacionales, sostiene que “Lula no se considera ni está por encima de la ley. Pero tampoco puede ser objeto de ataques injustificados en contra de su integridad personal”, reclaman.

Explican que califican a Lula de “líder sindical, activista social, creador y líder del Partido de los Trabajadores. Presidente electo de la República en 2002” al mismo tiempo que le atribuyen que “puso en marcha un ambicioso programa de cambio social en Brasil, que sacó de la pobreza y la miseria a millones de hombres y mujeres”.

Añaden además que “su política económica ha permitido la creación de millones de puestos de trabajo y un aumento extraordinario en los ingresos de los trabajadores”, como remarcaron.

En ese sentido, continúa el texto: “Su gobierno profundizó la democracia, estimulando la diversidad cultural y política del país, la transparencia de la vida estatal y pública. Estamos con él y ciertos de que la verdad prevalecerá”.

La derecha y su guión de golpes suaves en Latinoamérica
Para medir su fuerza, la oposición convocó protestas en el transcurso del día, en unas 438 ciudades del gigante suramericano, en donde esperan reunir a más de un millón de personas que pedirán la renuncia a la mandataria Dilma Rousseff, acción que justifica que no existe base para pedir el impeachment.

La jornada también es propicia para arreciar en contra del expresidente, Luiz Inácio Lula Da Silva, quien está siendo acusado por la justicia brasileña por supuesto lavado de dinero, un juicio que es cuestionado por no tener base jurídica, que se hace en momentos en los que el líder brasileño mantiene un amplio respaldo del pueblo y ha expresado su deseo de postularse nuevamente a la Presidencia.

Rousseff exhortó a que las protestas de la oposición se desarrollen de forma pacífica. “Hago un llamamiento para que no haya violencia. Creo que todas las personas tienen derecho a salir a la calle. Ahora, nadie tiene derecho a crear violencia. Nadie. De ningún lado”, afirmó la mandataria.

UNASUR pidió respeto a la dignidad de Lula
La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) pidió respeto a la dignidad del expresidente brasileño, luego de que la Fiscalía de Sao Paulo solicitara su detención preventiva en la investigación de supuestos delitos de lavado de dinero y falsificación de documentos.

La UNASUR que congrega a los doce países suramericanos, también hizo un llamado para que se respete el derecho a la defensa de Lula, quien, por su parte, señaló al fiscal que lo acusa de parcialidad e intención de usar el cargo para fines políticos.

La Secretaría General de Unasur, con sede en Quito, reiteró su exigencia “al respeto de la dignidad y el derecho a la legítima defensa del expresidente Lula”, según un mensaje publicado en la cuenta en Twitter del organismo.

T/Telesur