La caída del bipartidismo en las tres últimas elecciones de España

Hace 1 año.

El PP y el PSOE, principales fuerzas políticas en España, perdieron más de cinco millones de votos en las elecciones del 20 de diciembre, finalizando así la era bipartidista. La formación del gobierno será sólo posible mediante alianzas.
España celebrará nuevamente elecciones generales este 26 de junio para intentar formar gobierno ya que en los comicios del 20 de diciembre pasado, ninguno de los partidos alcanzó la mayoría suficiente para poder gobernar.

Desde 1982, el PP y el PSOE se habían estado alternando el poder, sin embargo, los resultados de las últimas elecciones marcaron el fin del bipartidismo con dos nuevas formaciones: Ciudadanos, definida como centro y Podemos, de izquierda.
A pesar de que el gobernante Partido Popular (PP) ganó los comicios de diciembre con 123 diputados, quedó lejos de los 176 necesarios para formar mayoría y tampoco convenció para pactar a PSOE (90 diputados), ni a Ciudadanos (40), y mucho menos a Podemos (69).

Al no establecerse la formación de Gobierno, España prevé en sus estatutos un plazo de dos meses para que los representantes de los partidos en el Congreso formen alianzas que permitan la elección de presidente. Ante la imposibilidad de crear un nuevo Ejecutivo, el Rey de España, Felipe VI, tal como lo reza la Constitución de ese país, disolvió el Congreso y convocó a nuevas elecciones.

El bipartidismo no está en su mejor momento. Este gráfico muestra la caída de votos del Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que han pasado de dominar el mapa electoral español a competir con los partidos emergentes.

T/TeleSur