Golpe de Estado fallido en Turquía: ¿cómo se dieron los hechos?

Hace 1 año.

Foto: Agencias

Lo que ocurrió

Al caer la tarde de este viernes, el movimiento de tropas y el paso de aviones militares sobre Ankara, la capital de Turquía, pusieron en alerta a la población. Un comunicado posterior confirmó que una facción del Ejército turco estaba intentando tomar el poder con el fin de proteger el orden democrático y mantener los derechos humanos en el país euroasiático.

Los militares disidentes impusieron la ley marcial en todo el país, desplegaron tanques en las autopistas de acceso a Estambul y Ankara, la dos ciudades más importantes del país. Estas medidas fueron apoyadas por blindados, cazas y helicópteros del Ejército.

Los golpistas de inmediato tomaron el control de la televisión pública, el aeropuerto internacional Atatürk e infraestructuras básicas como los puentes sobre el Bósforo y el palacio presidencial. Dicho por ellos mismos, también detuvieron a varios funcionarios del Gobierno y al Jefe del Estado Mayor, Hulusi Akar.

No obstante, mientras aún luchaba por retomar el control de su país, Hulusi Akar tuvo un contacto telefónico con CNN Türk en el que convocó al pueblo a salir a las calles para manifestarse contra el golpe militar: “Convoco a nuestro pueblo a congregarse en las plazas y el aeropuerto”. Asimismo, aseguró que “este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado”.

¿Hubo víctimas fatales?

El jefe de las Fuerzas Armadas de Turquía en funciones, Ümit Dünar, confirmó la cifra dada por el primer ministro turco Binali Yildirim, de 194 fallecidos, de los cuales, 104 eran soldados sublevados, 43 de las fuerzas leales y 47 civiles.

De igual manera indicó que hasta el momento se registran mil 440 heridos y 2 mil 839 golpistas detenidos.

¿Qué ha sucedido con los responsables?

El Gobierno cifra en 2 mil 839 detenidos por su participación en el golpe. De ellos, unos 200 soldados salieron desarmados de cuartel general y se entregaron a la policía en la mañana del sábado. Otros 50 militares sublevados entregaron sus armas y salieron con las manos en alto tras permanecer horas bloqueando un puente con varios tanques.

Medios de comunicación han indicado que se presume que el general turco Akin Ozturk podría estar detrás de la intentona. Se conoció que el presunto responsable del golpe de Estado es general de cuatro estrellas de la Fuerza Aérea turca y sirvió como comandante hasta agosto de 2015. Además, actualmente es miembro del Supremo Consejo Militar del país.

Por su parte, el presidente Erdogan señaló a Fethullah Gulen como el principal impulsor del levantamiento militar y lo acusó de ser el líder de una organización terrorista. Fetullah Gulen es un clérigo de un movimiento islámico llamado Hizmet (Servicio, en español) que se autoexilió a EE.UU. en 1999, desde donde sigue promoviendo sus ideas progresistas.

En contexto

Estados Unidos y Turquía han mantenido una estrecha relación, sobre todo en el ámbito militar, desde fines de la Segunda Guerra Mundial, y tal amistad ha llevado a la instalación de bases militares estadounidense en el país otomano.

En 1952 Turquía ingresó a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)y garantizó la presencia de las tropas de Estados Unidos en la región para amenazar a la extinta Unión Soviética.

Una muestra de tal relación se vio en la crisis de los misiles de octubre de 1962, cuando Estados Unidos amenazó con lanzar misiles desde Turquía a la antigua Unión Soviética si Moscú no culminaba el envío de proyectiles a Cuba.

Turquía apoyó las invasiones de Estados Unidos en el Medio Oriente, desde Irán en 1953, hasta la segunda invasión a Iraq en 2003. Asimismo, ha avalado las acciones del Estado de Israel contra el pueblo palestino.

En la actualidad, Turquía apoya los bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos en Siria en su supuesta lucha contra el autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) y ha colaborado en la logística y adiestramiento de los grupos armados que se oponen al gobierno de Bashar al-Assad.

T/ Telesur