Gobierno de Ecuador aprueba contrato de inversión para proyecto minero Fruta del Norte

Hace 1 año.

Foto ANDES
Foto ANDES

El Gobierno ecuatoriano aprobó el Contrato de Inversión para el proyecto minero Fruta del Norte, ubicado en el cantón Yantzaza, parroquia Los Encuentros, en la provincia de Zamora Chinchipe (oriente ecuatoriano).

Este documento provee estabilidad legal y tributaria para la compañía canadiense Lundin Gold operadora de este proyecto aurífero que cuenta con reservas de 4,82 millones de onzas de oro y 6,34 millones de onzas de plata, como lo confirma el estudio de factibilidad.

La negociación de los términos y condiciones de este contrato se inició en enero de 2016 y se firmará inmediatamente después de que suscriba el contrato de explotación,  que establece que Lundin Gold pagará 65 millones de dólares correspondientes a regalías anticipadas con un primer pago de 25 millones al suscribir el contrato.

Según un comunicado del Ministerio de Minería algunos de los beneficios del contrato son la tarifa fija del impuesto a la renta de 22%, la exención del 5% del impuesto a la salida de divisas en pagos de capital e intereses a instituciones financieras ubicadas fuera del Ecuador, la capacidad de obtener los beneficios otorgados por el Gobierno a otros inversionistas en futuros contratos de inversión, y restricciones para transferir o ceder todo o parte de la inversión, incluyendo el derecho de ceder sus derechos a cualquier financiera.

El presidente de Lundin Gold, Ron Hochstein, manifestó que “la estabilidad legal y la certeza económica son críticos para que la compañía obtenga el financiamiento del proyecto y para alcanzar su meta de construir una mina de oro de alta ley en Ecuador”, dijo.

El Ministerio de Minería aseguró que la decisión de este gobierno de establecer reglas claras en lo referente a la carga impositiva aplicable al negocio minero permitirá que durante los 13 años de la vida útil de Fruta del Norte, genere 928 millones de dólares.  Es decir, un promedio de 72 millones al año en beneficios para el Estado en impuestos, regalías y participaciones.

La compañía minera prevé invertir aproximadamente 1000 millones para la fase de construcción, producción y cierre de la mina. El proyecto además generará aproximadamente 2.000 nuevos empleos en las fases de construcción, y 1.000 empleos en la fase de operación.  Esto beneficiará directamente a la población de la zona de influencia  y dinamizará la economía local a través de la generación de encadenamientos locales y regionales.

T/ANDES