Fuerza de tarea humanitaria venezolana rescató a familia en Dominica

Hace 3 meses.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Fuerza de Tarea Humanitaria Simón Bolívar vuelve a ser heroína de talla internacional. Sara Subero y su esposo, junto a sus pequeños hijos, Skila de un año y Sony de cinco, habían quedado atrapados entre ruinas en Castle Bruce, un remoto pueblo al noreste de Dominica, tras el paso del huracán María, el 18 de septiembre.

El padre de la familia tomó una decisión determinante, dejó a su esposa y a los niños y emprendió un camino de varios kilómetros en busca de ayuda, y entonces, se encontró con parte de los 30 rescatistas y 10 médicos venezolanos que viajaron al país caribeño el 20 de septiembre, enviados en calidad de misión humanitaria.

El bombero que dio testimonio al equipo de prensa del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz dijo que hallaron a Sara y a sus pequeños en estado de deshidratación, pero vivos: “Están estables; en el helicóptero nos esperan los médicos que les harán la evaluación primaria y luego, en el puesto del CODE Venezuela, tenemos a los demás médicos para hacerles una evaluación más exhaustiva. Lo hemos logrado”.

Las autoridades de Dominica creen que al menos el 80% de la isla, habitada por unas 75 mil personas, quedó destrozada tras la danza fatal de María, con sus vientos de 240 Km/hora, pero la vida parece empeñarse en prevalecer pese a cualquier tragedia.

“Estamos realmente muy agradecidos con Venezuela y muy felices de estar vivos, de verdad, gracias”, resumió Sara, mientras entregaba a Skila en brazos de una doctora integrante de la misión venezolana.

En el procedimiento, uno de los funcionarios de Dominica que coordina las labores de distribución de la ayuda humanitaria llegada desde el extranjero, también se expresó sobre la actuación de los bomberos venezolanos, que además llevaron consigo 14 toneladas de agua, alimentos y medicamentos:

“Es en tiempos difíciles como éste cuando se conoce y se reafirma la voluntad y el compañerismo de los pueblos hermanos. Las cosas por aquí están mal, creo que vamos a necesitar 30 ó 40 años para volver a establecer una economía fuerte. Necesitamos agua y ayuda técnica para restablecer las comunicaciones, lo básico para nuestro pueblo”.

 

T/Ciudad CCS