Estados Unidos califica de “exitoso” el bombardeo sobre Siria

Hace 1 semana.

Más de 100 misiles fueron lanzados sobre Siria. La acción ejecutada a las 3:55 de la madrugada de este sábado, hora Siria, y el viernes por la noche en América es obra de Estados Unidos, para lo cual contó con la alianza de Francia y Gran Bretaña.

El general de marina Kenneth F. McKenzie, director del Estado Mayor Conjunto norteamericano, en rueda de prensa este sábado calificó de “exitosa” esta agresión y agregó que estos ataques fueron “precisos, abrumadores y eficaces”.

La justificación para esta nueva arremetida de Estados Unidos contra la nación árabe es el supuesto ataque químico, no comprobado, ocurrido el pasado sábado en la ciudad siria de Duma, y que según la especie divulgada por occidente dejó una decena de muertos y más de 500 afectados.

La excusa fue ratificada por McKenzie, quien en el encuentro con los medios señaló que con esta acción se quiso “enviar un mensaje claro y no ambiguo de que es inexcusable el uso de armas químicas”. Sin embargo, siguió sin mostrar pruebas al respeto, aun cuando los representantes de medios interpelaron al respecto.

El objetivo, agregó, fue “disuadir el uso de armas químicas en el futuro”.

Ante las insistentes preguntas de los periodistas sobre las pruebas de supuesto ataque químico, el director del Estado Mayor Conjunto se limitó a contestar que consultó fuentes de inteligencia, sin explicar detalles.

En esa misma línea se mantuvo la portavoz del Pentágono, Dana White, quien también estuvo presente en la rueda de prensa, transmitida por Telesur.

“Todavía estamos haciendo la evaluación”, y “tenemos confianza en las pruebas que ya teníamos, y por eso se recomendó este ataque anoche, pero todavía seguimos evaluando. Les daremos más detalles cuando los tengamos”, titubeó White.

“¿Qué pruebas tienen?”, insistió uno de los periodistas presentes, a lo que White reiteró: “Varias de inteligencia, pero cuando tengamos más detalles, les daré más detalles”.

“Fueron logrados los objetivos”, alardeó McKenzie, al detallar que con unos 76 misiles destruyeron el centro de investigaciones científicas en el área metropolitana de Damasco, y bombardearon otros dos edificios, donde, alegó, Estados Unidos presume que se producen y prueban “tecnologías de guerra biológica”. La “actividad núcleo era esta”, apuntó.

Uno de los representantes de los medios preguntó cómo Estados Unidos con el ataque evitó la dispersión de los elementos químicos, y si, tras la agresión sobre Siria, realizan pruebas de la calidad del aire. La respuesta de McKenzie fue vacilante: “Nosotros vemos el objetivo desde distintos medios. Enviamos un claro mensaje a Siria, y esperemos que lo haya oído”.

White, quien en 2017 señaló que se había degradado la posibilidad de Siria de utilizar armas químicas, dijo: “El año pasado el enfoque fue en la entrega; este año se fue al núcleo, a la investigación, al almacenamiento y a la producción”.

“Nosotros confiamos en que nosotros hemos degradado significativamente su capacidad”, agregó la portavoz del Pentágono. Más temprano, el presidente Donald Trump escribió en Twitter que fue “un ataque perfectamente ejecutado. Gracias a Francia y al Reino Unido por su sabiduría y el poder de sus excelentes militares. No podría haber tenido un mejor resultado. ¡Misión cumplida!”. Asimismo, manifestó estar “orgulloso” de la acción ejecutada, para lo cual se gastó “miles de millones de dólares totalmente aprobados”.

T/AVN