Españoles marcharon para exigir respeto a derechos sociales del pueblo

Hace 1 año.

cjigrr8wkae6w5v.jpg_1718483346En una treintena de ciudades de España, miles de personas se movilizaron bajo el lema “Pan, trabajo, techo y dignidad”, para exigir el fin de los recortes sociales del conservador Partido Popular (PP) español y reivindicar una Europa de las personas y no de los mercados.

De acuerdo con Prensa Latina, más de 125 organizaciones políticas, sociales y sindicales convocaron las marchas, que se efectuaron en las calles y plazas de ciudades como Almería, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Málaga, Murcia, Valladolid, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

En Madrid, la capital, la movilización tuvo como consigna “Por una rebelión democrática de los pueblos de Europa. Soberanía, Dignidad y Solidaridad” y convergió en la emblemática Puerta del Sol.

“Marchamos contra los recortes sociales y el austericidio impuestos por Bruselas y la Troika. Marchamos contra una Unión Europea que hace política en contra de sus pueblos. Marchamos contra el gobierno español, campeón en los recortes”, clamaron los portavoces de las Marchas de la Dignidad, de acuerdo con Prensa Latina.

Asimismo, leyeron un manifiesto en el que demandaron una política económica al servicio de las personas y no de los mercados financieros.

“Es el momento de la movilización social y de que la gente haga visible su indignación y rechazo a las medidas neoliberales del PP, que suponen el robo sistemático de derechos y libertades democráticas conseguidas durante décadas de luchas”, afirmó Ginés Fernández, de la Coordinadora Estatal de las Marchas de la Dignidad.

Asimismo, denunció que el bipartidismo -en alusión a la alternancia en el poder del PP y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE)- incumple los derechos humanos contemplados en la Carta de las Naciones Unidas y en la Constitución española.

Manifestó que continuarán hasta que el próximo gobierno -que espera definirse luego de las elecciones del 26 de junio- asuma sus propuestas, tales como el derecho a un trabajo digno, a la vivienda, a un salario suficiente, a la protección social y a una renta básica.

“Vivimos con una tasa de desempleo superior al 20%, una de cada cinco personas se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, que se sitúa en el 28%, y los que más la sufren son las personas mayores y los jóvenes”, reza la declaración.

T/AVN