¡Es legal! Así de fácil se puede obtener un arma en EE.UU.

Hace 2 años.

flicker_armas_eeuu.jpg_1718483346
Foto: TeleSUR

El ciudadano común que desee comprar armas de fuego de alto calibre en Estados Unidos (EE.UU.), sólo debe tener 21 años, presentar la licencia de conducir y llenar un formulario. En el proceso no hay preguntas o un tiempo de espera, explica animalpolítico.com.

Comprar, poseer y portar un arma en EE.UU. es legal. La segunda enmienda de la Constitución lo contempla.

Se calcula que 29 por ciento de los hombres estadounidenses valoran la norma como el principio que garantiza su seguridad, reveló una encuesta realizada por ICM Unimilited para un informe de Sputnik Novosti en febrero de 2015. Mientras que sólo 13 por ciento de las mujeres coinciden con la opinión.

Pese a que la población estadounidense supera los 300 millones, se desconoce cuantas armas de fuego hay en esa nación. En 2009 el Congreso anunció que existían 300 millones de habitantes frente a 310 millones de pistolas, ametralladoras, informó El Mundo.es en octubre pasado.

La instancia legislativa no autoriza la creación de una base de datos que responda a la interrogante, al igual que cuántos muertos hay por armas de fuego en EE.UU., dado que en septiembre de 1996, el congresista republicano por Arkansas Jay Dickey, introdujo una enmienda a una ley presupuestaria en la que prohibía que el Centro para el Control de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), concluyera una investigación sobre las armas de fuego como riesgo para la salud en EE.UU., reza el informe.

¿Dónde conseguir las armas de fuego?

EE.UU. ofrece un sinfín de lugares para comprar un arma. Las cadenas de supermercados como Wal-Mart facilita el acceso a rifles de asalto aunque no se puede hacer por Internet, pero se puede comprar como cualquier otro artículo que expende la tienda por departamento.

La policía de Colorado comprobó que las armas usadas por James Holmes en la masacre de Aurora de 2012, las adquirió en dos tiendas que se dedican a la distribución de equipo de caza y pesa Bass Pro Shops y Gander Mountain, en el estado de Colorado (oeste). En el asalto a la sala de cine usó dos pistolas Glock calibre 40, las cuales rondan entre 599 dólares cada una, la caja de munición que incluye 20 balas cuesta aproximadamente 20 dólares.

En 2011, la empresa MerchantService.com de Florida ofreció como regalo un vale para obtener un fusil AK-47, para todo aquel que sea comerciante abra cuentas con ellos para defenderse del hampa común.

¿EE.UU. provee las armas de fuego a los terroristas?

La oficina de Supervisión del Gobierno de los Estados Unidos (GAO por sus siglas en inglés) sacó a la luz un informe en el que más de dos mil presuntos terroristas compraron armas de fuego de forma ilegal dentro del país norteamericano, reseñó HispanTv cinco días después de ocurridos los atentados en París, Francia.

En el reporte señalan que entre 2004 y 2014, posibles terroristas designados por la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI, por su sigla en inglés) lograron obtener armas de comerciantes en 21 mil 43 ocasiones. En la nota revelaron que lo intentaron dos mil 233 veces, lo que arrojó que el porcentaje de éxito fue del 91 por ciento, sin embargo, vislumbraron que esta cifra podría ser mucho mayor, dado que un error de programación perjudicó la base de datos en la que se encuentra registrada la lista de vigilancia de terroristas.

Los sospechosos de actos terroristas compraron armas en 2007 hasta 250 veces, la mayor cifra en un año, mientras que en 2004 las obtuvieron en 50 ocasiones, citó el New York Times.

En el texto indicaron que de acuerdo con las leyes estadounidenses se prohíbe la compra de armas a los criminales, fugitivos, drogadictos y maltratadores, pero la ley federal vigente establece que “pertenecer a una organización terrorista no prohíbe a una persona poseer armas de fuego o explosivos”.

La investigación concluye que el 76 por ciento de los propietarios de armas en EE.UU. y el 71 por ciento de los miembros de la Asociación del Rifle, respaldan la prohibición de ventas de armas a las personas de la lista del FBI, tras un sondeo realizado en 2012.

T/TeleSUR