En Falcón encienden motores para la conexión marítima con Aruba y Curacao

Hace 2 años.

Foto: archivo
Foto: archivo

El propósito de diversificar la economía venezolana e instaurar un nuevo modelo de sustentabilidad, que supere el rentismo petrolero mediante un potente tráfico de recursos económicos para habilitar todo el aparato productivo del país, está anclado en uno de los motores más provechosos, de los 15 que integran la Agenda Económica Bolivariana, el del turismo.

En Falcón, entidad del occidente venezolano, con grandes bondades geográficas y naturales, se han articulado todos los engranajes para encender este motor y hacer de este la primera actividad económica que impulse esta zona del país. Parte del resultado ya comienza a ser visible con la activación del buque tipo ferry que permitirá el traslado de pasajeros y carga hacia las islas de Aruba y Curacao.

El binomio entre el gobierno, en sus distintos niveles, y la empresa privada, han traído a la vuelta un proyecto ambicioso tanto por su inversión como por el alcance que a nivel económico y turístico ostentará para la zona, sobre todo en Paraguaná, localidad falconiana donde se encuentra en construcción uno de los epicentros económicos delineados en la agenda promovida por el Ejecutivo Nacional.

Romny Merceoleo, vicepresidente de Naviera Paraguaná, consorcio privado que asumió la iniciativa de conectar por vía marítima a Venezuela con las islas nerlandensas, explicó que el 6 de mayo partió, desde Grecia, el primer buque con el que estiman iniciar las operaciones que ensanchará las relaciones comerciales y turísticas con ambas islas.

“Para nosotros ha sido todo un reto, tenemos tres años trabajando en este proyecto que busca reactivar todo el dinamismo comercial que históricamente ha habido entre Falcón y estas islas”, precisó.

T/AVN