Ecuador se levanta a 100 días del terremoto de 7.8 grados

Hace 1 año.

Foto Telesur
Foto Telesur

El Gobierno ecuatoriano con una agenda copada de tareas, proyectos y plazos ha logrado progresivamente restablecer la vida cotidiana en las regiones devastadas por el terremoto de 7.8 grados, que asoló la costa hace 100 días.

Los ecuatorianos, tras el sufrimiento por la pérdida de 671 vidas, empiezan a levantarse y el panorama se transforma en esperanza con el pasar de los día, pese a que las calles de algunas ciudades de las provincias de Esmeraldas y Manabí tengan las huellas de la oscilación de la tierra y las réplicas que ya suman más de dos mil 700 desde entonces.

Uno de los factores para el nuevo comienzo de estas provincias ecuatorianas fue la creación del Comité de Reconstrucción encabezado por el vicepresidente Jorge Glas , que permitió establecer un comando conjunto para organizar la labor de recuperación del país y poder continuar la atención sostenida en el tiempo de los afectados y los problemas prioritarios para los ecuatorianos.

En segundo lugar la solidaridad nacional e internacional fue primordial tras los primeros minutos y días después del terremoto, la instancia gubernamental ha enfocado sus esfuerzos en tres ejes, para afrontar la emergencia inicial y luego poder dar paso a la reconstrucción y a la reactivación productiva.

A esto se une el arribo de un avión con un grupo de rescatistas venezolanos en las horas subsiguientes a la tragedia, dando inicio a otras decenas de aterrizajes desde todos los confines del mundo que dieron el soporte inicial para resistir la desolación y el dolor de los primeros momentos.

El gobierno de Rafael Correa busca garantizar los servicios básicos a los 8 mil 632 ciudadanos que permanecen en los 26 albergues oficiales, además de soluciones a los problemas de las 68 mil familias que constan en el Registro Único de Damnificados.

En este sentido, se han asignado 540 millones de dólares en proyectos de reconstrucción, los cuales han priorizado los servicios de salud, educación, vivienda, agua y saneamiento y medios de transporte. Mientras, en la reactivación productiva, al menos unos 2 mil negocios, empresas y negocios han sido rehabilitados con créditos productivos.

Para superar el impacto del terremoto, existen 16 proyectos de reasentamiento (11 en Manabí, tres en Esmeraldas, uno en Santo Domingo y uno en Babahoyo).

El gobierno permite adquirir diversos créditos para reconstruir sus casas en terreno propio o en estos reasentamientos (bonos de 4 mil dólares). Además, existe un bono de 9 mil dólares para adquirir viviendas de hasta 70 mil dólares. Este incentivo es para personas con mayor capacidad de endeudamiento.

Las visitas del presidente Rafael Correa a la zona de desastre son constantes para verificar in situ las labores de recuperación y reconstrucción, y para llevar el mensaje de aliento y apoyo.