Ecuador plantea en la ONU trabajar con el sur global para ponerle fin a los paraísos fiscales

Hace 1 año.

Foto ANDES
Foto ANDES

El canciller de Ecuador, Guillaume Long, abogó este miércoles en Nueva York por trabajar “de forma consensuada y ecuménica” para poner fin al flagelo de los paraísos fiscales, una de las prioridades del gobierno de Rafael Correa, quien presentó este año la iniciativa nacional de un ‘Pacto Ético’ contra esta práctica.

Long fue uno de los panelistas en la conferencia ‘Afrontando el problema de paraísos fiscales: Hacia una agenda global para la justicia’, en la sede de la ONU, donde estuvieron presentes representantes de una veintena de países, ante los que demandó “trabajar con el sur global para ponerle fin a este flagelo” y pidió “retomar la lucha para crear un cuerpo intergubernamental en ONU contra los paraísos fiscales”.

El canciller de Ecuador abordó el tema junto también a la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena; Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam internacional; Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, y José Antonio Ocampo, director del Centro Económico y Político de la Escuela Internacional y Relaciones Internacionales de la Universidad de Columbia.

En su presentación, el titular ecuatoriano recordó que América Latina “es la región más desigual del planeta” y mencionó que con las revelaciones de los ‘Panama Papers’ “se ha hecho más importante tener un acuerdo mundial que no perjudique a los Estados”, y anunció que sobre esa base trabajará su país desde la presidencia pro tempore del Grupo de los 77 más China (G77+China).

Indicó que en 2006, la recaudación tributaria era de 4.5 mil millones de dólares y en 2015 cerró con 14 mil millones, del total “el 92 % del incremento es por eficiencia tributaria, no por creación de nuevos impuestos”.

Opinó que el ‘Pacto Ético’ propuesto por Correa es fundamental y en muchos casos es un problema estructural, de vida o muerte; en el caso de su país “la tercera parte de nuestra economía estaría escondida en paraísos fiscales”, y se congratuló de que países del Norte que siempre fueron reacios a tomar acciones en este tema, “ahora apoyan esta gran causa”.

El presidente ecuatoriano ha presentado una propuesta para un referendo en las urnas, simultáneo a las elecciones de febrero de 2017, donde se consulte a la ciudadanía si acepta o no que un funcionario público o elegido en las votaciones posea paraísos fiscales. Estos tendrían un año para retornar sus bienes y recursos al país en el plazo de un año, caso contrario deberá renunciar al cargo.

T/ANDES